27 Letr@s


Año Nuevo, Vida Nueva…


¡Empezamos el 2006!
En el primer minuto la llamada a Casa de mi abuela, donde estaba mi Madre y mi hermana menor. Dimos y recibimos los mejores deseos para este año que inicia.
Hoy por la mañana, a eso de las 6, el primer jugo de naranja, recién hecho, fresco, exquisito, luego descansar otra hora mas e irnos a caminar. Previo a la caminata la llamada a Casa, para saludar a Tanino y desearle lo mejor en este año.
A resultado una caminata estupenda, de 1 hora aquí en “nuestro” parque, este que nos queda al lado de la casa. Una caminata digna de un Inicio de Año.
En la pasada feria del libro de Guadalajara, que se celebró entre el 26 de Noviembre y el 4 de diciembre, tuve la oportunidad de comprar entre otros tantos libros, un pequeño ensayo llamado “El arte de Caminar”, sus autores William Hazlitt y Robert Louis Stevenson. Es el volumen 11 de la colección PEQUEÑOS GRANDES ENSAYOS. Los títulos originales de este pequeño libro se llamaron en su idioma de origen: On Going a Journey y Walking Tours, y se le ocurrió a Hernán Lara Zavala el título mencionado al inicio de este párrafo.
William Hazlitt (1778 – 1830) vivió en Inglaterra, igual lo hizo Stevenson (1850 – 1894).
El ensayo de Hazlitt inicia así: “Una de las cosas mas placenteras del mundo es irse de paseo, pero a mí me gusta ir solo. Sé disfrutar de la compañía en una habitación, pero al aire libre me basta la naturaleza. Nunca estoy menos solo que cuando estoy a solas”.
Vaya pluma de mi tocayo, que manera de señalar la última frase “Nunca estoy menos solo que cuando estoy a solas” esa si es una soledad fructificante, esas soledades donde pensamos cosas importantes, como lo es el inicio de un año nuevo. O esa soledad cuando estamos pensando en un gran proyecto y a la vez nos acompañan los nombres de las personas involucradas que se van plasmando en un papel, o en la pantalla del ordenador.
Stevenson escribe y le leemos en la segunda página: “Ahora bien, una excursión a pie, para disfrutarla debidamente, debe hacerse a solas. Si se va en grupo, o incluso en pareja, ya sólo de nombre es una excursión; es algo distinto, mas bien de la índole de un picnic. Una excursión a pie debe hacerse a solas, porque la libertad es esencial; porque se debe ser capaz de parar y reanudar el viaje y seguir en ésta o en aquella dirección conforme nos lo dicte nuestro capricho y porque se debe llevar nuestro propio paso, ni trotar al paso del maratonista, ni acoplarse al paso de una muchacha. Además, se debe estar abierto a todas las impresiones y permitir que nuestros pensamientos adopten el color de lo que vemos; se debe ser como una flauta para cualquier viento”.
Simplemente deliciosa esta lectura, como de una actividad tan sencilla podemos obtener un ensayo de esta naturaleza.

Año nuevo, Vida Nueva. ¡Viva el 2006!

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: