27 Letr@s


Conociendo los plantones en el DF, agosto 6 del 2006


Este domingo, recién llegado de Monterrey me instalé en el Hotel aquí en la cidad de México, e inmediatamente me fuí al Zócalo en un taxi ecológico, el pago por el servicio fue de 30 pesos, llegué a las 11:30 aproximadamente. Me bajé del taxi a la altura de la torre latinoamericana, y me dirigí a la librería gandhi que está por av. Juárez, frente al palacio de Bellas Artes. No encontré ningún libro que me llamara la atención. En ese momento que entraba a la librería ya iban grupos de manifestantes rumbo a la explanada del zócalo, muchos de ellos, la mayoría mejor dicho, vestían camisetas y/o prendas de color amarillo, ondeaban banderas y gritaban una serie de consignas a favor del voto por voto y en contra de Felípe Calderón.
Me dirigí al Sanborn´s de la casa de los azulejos, repasé los estantes de libros y tampoco encontré alguno que me interesara.
De allí me salí a av. Juárez y me fui curiosiando en los campamentos en mi marcha hacía la plancha del zócalo. Todo tipo de vendedores de camisetas, banderas, trompetas alusivas al PRD, y posters en contra de Fox y Felípe.
Pasaban de las 12 cuando llegué a la explanada, ya habían empezado los discursos, la concentración era modesta comparada con las anteriores, es mas, los campamentos establecidos impedían que la mancha de manifestantes se hubiera visto pobre.
Había vallas que impedían la entrada a los campamentos, por lo que busqué la forma de ingresar y poder acercarme al templete principal, lo mas cerca que quedé fue a unos 30 metros, por lo que se podía apreciar muy bien a todos los que estaban acompañando a Andrés Manuel.
Este empezó su discurso, plagado de palabras coloquiales y sumamente repetitivo y enfadoso, me llamó la atención que volviera a señalar que “el no se considera un ambicioso vulgar” y una serie de disparates mezclados con un discurso prefabricado de izquierdista, seguramente redactado por Martí Batres y colegas. Se podía observar que la mitad de los manifestantes ponían atención, y una gran parte de los mismos se veía que no entendían lo que vociferaba AMLO.
Como a los 40 minutos del discurso, el ambiente se volvió muy enfadoso, y decidí salirme de allí, fui pasando por toda serie de campamentos donde la gente estaba ya comiendo, unos en mesas, otros en el suelo y muchos recostados sobre cobijas y ropa apilada. Ya olía mal, y todos los que estaban dentro de sus improvisadas tiendas no prestaban atención al discurso, así debió haber sido en las tres “asambleas” previas. Toda esta serie de acarreados, son ganado que sirve para mostrarlos en la prensa y medios en general, no para otra cosa. Gente humilde en la mayoría de los casos, con necesidades mayores al resto de la población que se dejan mangonear por la promesa de conseguir algo, una concesión de taxi, un terreno, una pensión, etc. Migajas en general de una camarilla de rateros.
Fue una buena experiencia de borreguismo, de gente manejada por liderzuelos sin escrúpulos; QUE BUENO QUE PERDIÓ ANDRES MANUEL.
De allí me fuí a la birriería La Polar, donde comí exquisitamente…

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: