27 Letr@s


El hombre inquieto

No, no les voy a hablar de mi en esta ocasión, o tal vez solo un poco. Ese es el nombre del último libro de Henning Mankell y amenaza el autor con dejarlo como el último libro de la serie Wallander, y honestamente no deseo que suceda así.

Los últimos dos meses y medio me metí de lleno a la saga policiaca de Mankell, me hice fan del inspector Kurt Wallander y la Suecia descrita en los 7 libros leídos de este autor me encantó, algún día tendré que visitar Ystad y otras varias ciudades suecas, a manera de tributo a Mankell y su obra, pero sobre todo a respirar el frío aire de esa Suecia que se termina añorando en sus escritos.

Me gustaría ser la mitad de ordenado que el inspector Wallander y quisiera tener al menos una cuarta parte de su capacidad de auto disciplina, a estas alturas de mi vida y con más de la mitad del tanque de combustible quemado es algo que no puedo dejar ya de lado.

Empecé leyendo a un inspector de policía que no disponía de un celular en 1991, año en el que transcurre la primera novela, la saga continuó por los 90´s y pasó al nuevo siglo, y con este llegaron los adelantos tecnológicos que sin los cuales hoy en día nos sería imposible imaginar una vida normal: El celular y la pc.

En lo personal utilizo dos celulares a diario, uno es un smartphone que requiero para estar en línea por donde ande, es una Blackberry con servicio de Nextel y telefonía celular, el otro es un simple teléfono celular LG, que me sirve únicamente para hacer y recibir llamadas, sobre todo a los números que tengo y donde me tienen en planes gratuitos, por el primer teléfono la empresa paga 800 pesos al mes por radio e internet, y unos cuantos pesos más por algunas llamadas que realizo, por el segundo teléfono que es personal pago solo 200 pesos, el plan más económico en Telcel. Respecto a las pc´s, utilizo dos, la que llevo al negocio y es una laptop HP reciente y sobre mi escritorio en casa reina una iMac de 24″, ha cumplido dos años ya, pero es más eficiente que muchas que se operan con sistema de Microsoft. Me sería prácticamente imposible desempeñar mi trabajo sin la Blackberry y sin una pc, supongo que para un buen inspector de policía hoy en día debe ser similar.

Ayer terminé “El Cerebro de Kennedy”, una de las novelas de Mankell que no son sobre el inspector Wallander, pero es que me ha costado trabajo encontrar en Tijuana la serie completa, me faltan 3 de los 9 tomos de la saga, he tenido que leer también “El retorno del profesor de baile” mientras me hago de las demás novelas de la serie, pero han sido muy buenos libros, se los recomiendo ampliamente, y dado que no encontré uno de los que me faltan me decidí hoy en la tarde, allí en Gandhi por este último de Wallander, pero que esperemos como dije al principio que no sea el del cierre de la saga. “El hombre inquieto” me costó $299 pesos, más o menos $15 euros o $23 dólares estadounidenses, no es barato, pero aún está en el precio que me puedo permitir por unas noches de esparcimiento en casa.

Tijuana, en una noche de invierno que parece de primavera. 8 y 37pm

Actualización: Enero 16 del 2010.

Mankell nos ha mostrado en esta novela a un Wallander con mayor juicio, como una persona con elevada capacidad de análisis y razonamiento, como se aprende con la literatura, independientemente que sea ficción, vaya me atrevo a señalar que este género de la literatura nos ayuda tanto como las obras de no ficción.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: