27 Letr@s


Las librerías y la incapacidad manifiesta del gremio de afrontar la competencia digital

Me cuesta trabajo entender a los libreros de profesión, me pregunto porqué no relacionan lo que ha pasado con la industria musical, con los telégrafos, con las cartas personales, con los rollos de película para fotografías, con las líneas de teléfono convencionales y con un cada vez mayor número de productos, servicios y puestos de trabajo que van quedando obsoletos, vaya, la misma Enciclopedia Británica impresa es un muy bien ejemplo para ellos.

De la misma manera como se pudiera defender la calidad y calidez de una carta manuscrita, de una fotografía impresa, de pasar a una agencia de viajes a comprar un boleto, se puede defender al libro, muchos señalan que el solo aroma de un texto al estarlo leyendo les agrada el momento, pero todo eso va quedando rezagado, en los próximos años la industria del libro sufrirá severos cambios, algunos como es el caso de Amazon se han adelantado, ya hacen negocio con libros digitales, conocidos mayormente como eBooks y con el dispositivo que permite su compra, almacenaje en gran escala y la lectura.

Las librerías al final del día son un negocio, son pocas las que pueden funcionar de manera altruista, y en los próximos años no podrán competir con el costo de inventario, exhibición, venta y demás costos aparejados en estos negocios, a su vez, tal vez no están pensando en sus futuros clientes, personas que están naciendo o están por nacer, son jóvenes que no adquirirán el amor por el libro de papel, vienen nuevas generaciones digitales, lo que nos espera aún no se piensa o imagina por nadie, así que me cuesta trabajo pensar en un sector importante en la formación de las personas que se resiste en su conjunto a modernizarse.

Todo esto me viene a la mente al estar leyendo un artículo en El País: “La mayor cadena británica de librerías, Waterstone’s, ha sustituido a su director Gerry Jonshon por Dominic Myers, quien tiene el reto de cambiar la estrategia de negocio de la compañía, menos basada en las biografías de famosos (como el cocinero Jamie Oliver o la ex modelo Katie Price), terreno en el que no puede competir con los bajos precios de los supermercados“.

Vaya, los mismos editores están descobijando a sus clientes de toda la vida, al permitir que el supermercado se convierta en un category killer, cuando desaparezcan la mayoría de librerías y queden en manos de Walmart, Carrefour y otras cadenas de supermercados importantes a lo largo de este planeta, hincados y postrados no recordarán oraciones ni a quien rezar.

Cada día que pasa, las librerías se rezagan de las necesidades actuales de los lectores…

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: