27 Letr@s


Yoani Sánchez

Ahora que estas 27 Letr@s han cruzado el atlántico y han encontrado guarida en Paperblog considero necesario alzar la mano, la voz y todo lo que una persona que quiere a las letras debe levantar cuando una escritora como Yoani Sánchez vive cautiva en la isla de Cuba.

Descubrí Generación Y en el año 2008, desde el principio me solidaricé con Yoani, con su esposo Reinaldo Escobar y con todos aquellos que en Cuba viven con la voz prisionera, cuando me siento en casa a escribir en mi computadora me siento mal a causa de que ellos no tengan libertades. Yo puedo acceder al internet las 24 horas al día y no solo en casa, en la oficina o en espacios públicos y me es posible escribir sin cortapisas gracias a que tenemos en México la libertad ganada de decir lo que nos venga en gana, pero no en Cuba, allá los que pueden tener acceso ilimitado a internet es porque viven postrados a los pies de los Castro.

Ahora que murió en el activista cubano Orlando Zapata, y evidenció los problemas de represión en esos lares, acá en México hubo reclamos a los partidos de Izquierda, se les cuestionó en diversos medios el porque de su silencio, como si reclamar a los políticos en este país tuviera efectos positivos. También en la isla hubo reclamos a externos, caso del presidente Luiz Inácio Lula da Silva quien se negó a entrevistarse con activistas locales, no cabe duda que ser político hoy en día es sinónimo de excremento.

En México aunque la corrupción es más fuerte y dañina que un Tsunami de 30 metros de alto, estamos lejos de padecer la injusticia de la Isla, lo mejor que podemos hacer a la distancia es leer a Yoani Sánchez.

Yoani, no estás sola…



Las lecciones de Carlos Slim

Carlos Slim es de nuevo el hombre más rico del mundo, es mexicano pero dudo mucho que piense como el resto de mis paisanos. Carlos Slim nunca ha dejado de pensar como Libanés, como árabe exitoso o yendo más allá como una persona que busca crear valor con todas sus decisiones. Carlos Slim supo desde muy joven que gastar menos de lo que se gana es la base de la riqueza.

Carlos Slim piensa como lo hubiera deseado Napoleón Hill, el autor del libro Piense y Hágase RicoTambién piensa como si hubiera leído el libro Padre Rico Padre Pobre de Kiyosaki Robert. Es un gran hombre que da empleo a decenas de miles de personas, podrán decir misa de él, pero les aseguro que más de uno hablará pestes por envidia.

A los 70 años uno puede suponer que ser considerado el hombre más rico del mundo es como un trofeo, supongo que Carlos Slim lo considera como un reto, como si fuera boxeador, donde más difícil que llegar a ser campeón es mantenerse en forma.

Me alegra que en este país donde somos tantos los que nos quejamos de falta de oportunidades, aunque sea cierto que no las haya, viva un garbanzo de a libra como Slim.

Aquí pueden encontrar el link a la revista Forbes donde señala que por tercera ocasión en tres años tenemos un nuevo hombre más millonario del mundo. Dentro del listado llama la atención del ascenso asiático.