27 Letr@s


Entre la pequeñez y la brevedad

Pocas personas no estarían de acuerdo en la gran importancia que el ser humano le da a los bienes materiales. Vivimos en un mundo construido sobre las bases de que cada día debemos de poseer más, y lo delicado es que no somos capaces de disfrutar lo que tenemos. Vivimos sometidos a la presión de que si no eres rico eres por lo tanto un fracasado; que lejos de la verdad está ese paradigma.

Si las personas le dedicáramos el tiempo adecuado a disfrutar lo que somos y lo que tenemos al día de hoy, nuestra sociedad tal vez si sería conformista, pero sin lugar a dudas, seríamos una sociedad en paz y por lo tanto feliz.

A medio día leía un decálogo para conseguir la felicidad, hace un momento me sumergí en una pila de libros que guardo en un espacio aquí en casa y me topé con el libro: ‘El arte de vivir en el nuevo milenio. Una guía ética para el futuro‘, escrito por el Dalai Lama en el hoy lejano 1999, y anoté que lo adquirí el 12 de agosto del 2000 en alguna librería de Tijuana. El punto central del libro es que un acto ético es aquel que no perjudica a la experiencia de los demás ni a sus expectativas de ser felices y hay que considerar que la felicidad es totalmente relativa, lo que puede alegrar inmensamente a una persona, puede ser motivo de infinita tristeza para otro, por ejemplo que a una persona como nosotros nos dicten una sentencia de cadena perpetua sería una tragedia, pero si a una persona que va rumbo a la silla de muerte le permutan esa pena por vivir prisionero de por vida cambia totalmente su panorama.

Hace unas semanas escuchaba el discurso de un compañero Toastmasters, concursó con este en un certamen de oratoria y se titula ‘El arte de vivir la vida‘. Que hermoso arte, a todos se nos dota de un lienzo y pinturas al nacer, y lo que plasmemos en este es derecho y responsabilidad de cada quien.

Recapitulando, el mundo entero está lleno de escritos y de grandes personas que pregonan la búsqueda de la felicidad, y en la historia hay infinidad de líderes que nos alumbraron el camino, el detalle es que el ritmo que nos hemos impuesto no permite que sintonicemos la frecuencia de manera adecuada. En el cúmulo de información que está disponible en la web podemos leer sobre el ranking de países más felices del mundo, o sobre el estudio que Coca Cola realizó en cuatro continentes, como están las cosas hoy en día, dudo de la veracidad de ese trabajo:

El Barómetro de la Felicidad, realizado en 16 países y que cubre cuatro continentes, señala también que para la sociedad española en su conjunto la comida y los amigos son fundamentales.

De esta forma, el 38% de los encuestados afirma que la comida es el momento más feliz del día y el 32% apunta que los amigos son fuente de felicidad.

Y es que las relaciones personales son esenciales para los españoles: el 67% de los adultos encuentra su mayor fuente de felicidad en su pareja, seguido de la familia (51%) y del trabajo (16%).

Además, España es el segundo país más feliz de Europa, sólo superado por Rumanía y el octavo en el ranking general.

Los países más felices son México, Filipinas, Argentina, Sudáfrica, Rumanía, Estados Unidos y Brasil, mientras que a España, le siguen por este orden Reino Unido, Italia, Rusia, Bélgica, China, Turquía, Bulgaria y Francia, según el estudio.

El estudio añade que, pese al ritmo frenético al que avanza el mundo virtual, el contacto humano gana de forma aplastante cuando de felicidad se trata“.

Es difícil medir la felicidad en países, pero es más difícil mantener índices elevados en este rubro. Por lo que podemos señalar que lo bonito de la felicidad es que no es perfecta, nada en realidad lo es y tenemos que ser muy felices o a pesar de eso o gracias a eso y tenemos que estar conscientes que solo somos un suspiro del Universo, creamos o no en una inteligencia superior somos solo algo más pequeño que un grano de arena comparados con el tamaño del universo y somos algo menos de una fracción de segundo comparados con el tiempo que lo material lleva en el mismo Universo.

Si somos tan conscientes de nuestra pequeñez y brevedad, ¿porque no buscamos ser y hacer feliz a los que viven a nuestro lado? Si en este momento la felicidad que buscas te la puede conceder solo el dinero, empieza a preocuparte y a desandar unos pasos, eah, el camino no es por allí.

Tijuana, Baja California, una tarde de domingo, con un poco de calor, pero solo un poco, como para darnos cuenta que hay que disfrutarlo y viene más.

Anuncios

3 comentarios so far
Deja un comentario

“No es más rico quien mas tiene,sino quien menos necesita” Anonimo. “Felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace” Jean Paul Sartre. ” El secreto de la felicidad es tener gustos sencillos y una mente compleja,el problema es que a menudo la mente es sencilla y los gustos complejos” Fernando Savater. ” Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una dispocion de la mente y no una condicion de las circunstancias” Jhon Locke.”El hombre más feliz es el que hace la felicidad del mayor numero de gentes ” Denis Diderot. Algunas frases de “hombres celebres” que pudieran ser aplicables al tema, Guillermo recibe un afectuoso saludo,

Comentario por Alonso

Muchas gracias, un abrazo

Comentario por gmobuelna




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: