27 Letr@s


La guerra de hoy
21 noviembre 2012, 8:06 AM
Filed under: Crisis, locuras, Política, Violencia | Etiquetas: , , , , , ,

La complejidad del problema árabe-israelí no tiene igual, arrastran diferencias milenarias.

Israel y sus vecinos traen al mundo de cabeza, lo peor es que la mayoría de los países no le está otorgando la importancia que requiere ese conflicto, que bien puede ser la mecha de una dolorosa y muy duradera guerra de guerrillas entre musulmanes y resto del mundo occidental.

¿Quien tiene la razón en la guerra de estos días? Ninguno de los dos actores, ambos bandos están liderados por unos políticos hijos de puta que tienen en vilo a sus gobernados.

¡Ya Basta de ese odio religioso!



Nota del día – William Hazlitt

6a00d8341d9eec53ef0105371f6116970b-200wiConsejo para ejecutivos bien podría ser el título de esta entrada. Pero no, lo dejo como nota del día y si alguien toma el consejo, por su bien será, si no, no pasa nada, seguimos adelante.

“Sin el viento contrario, el esqueleto del hombre se volvería flácido, sin consistencia: una rama tendida al piso”. Esto solía decir William Hazlitt.

Mis más enconadas experiencias en los negocios han sido cuando la persona de enfrente interpreta mi molestia como algo personal, cuando no comprende que en las empresas el conflicto funcional permite que haya avances. Hay un tipo de conflictos dañinos, se les llama conflictos disfuncionales, esos tienen el efecto de destruir, esos hay que evitarlos, pero los conflictos funcionales permiten que la maquinaria empresarial trabaje mejor, se supere así misma. Muchos ignoran que la cohesión en los equipos a grado extremo permite dañinas complacencias, la gente evita decirse las cosas de frente y a tiempo. En los negocios hay que fomentar las discusiones constructivas. Sálganse de la caja, levanten la mano cuando algo no les gusta y deben ponerse todos  a trabajar –de inmediato por favor-.

Si tuviera que volver a decir algo que dije de frente y molestó a alguien, lo volvería HACER, buscando que la otra persona entendiera lo que es un conflicto funcional y lo necesario de tenerlos frecuentemente en las empresas. Que no es cuestión personal, que después del trabajo hay una mano honesta abierta para la amistad y unos buenos tragos de cerveza.

En esto me hizo pensar el leer el blog de Jesús Silva-Herzog Márquez esta mañana, en su entrada El buen odiador