27 Letr@s


La historia lo juzgará

Le quedan 3 días al sexenio del presidente Felipe Calderón Hinojosa. Período de gobierno que quedará en la historia de México como “muy sangriento”, derivado de la guerra contra el narcotráfico que instrumentó su aparato gubernamental a lo largo y ancho de estos 6 años.

El Semanario Z publica este 26 de noviembre de 2012 un reportaje donde se le atribuyen 83 mil muertos al presidente Calderón, bien pueden haber sido 60 mil o 120 mil, para fines de criticar da lo mismo y es difícil calcular en realidad cuantos fueron atribuibles al narco y cuantos no.

Vuelvo a repetirlo, Calderón no propició la corrupción que ha contribuído en la degradación de muchos mexicanos, el presidente al igual que la mayoría de los mexicanos hemos sido victimas de un sistema que se pudrió hace muchas décadas y en el que escasos funcionarios públicos en México hacen algo de valor para componerlo y frenar esa galopante descomposición, al contrario sus ansias de riqueza alimentan la putrefacción, empezando por nuestros Senadores, Diputados y Jueces.

Fue el viejo PRI el que permitió que la educación en México perdiera valor, sobre todo en los años 70´s,  su sistema requería una fuerte prole de analfabetos para explotarlos y seguir enriqueciéndose en el poder. Presidentes como Luis Echeverría Álvarez y José López Portillo sembraron las bases del deterioro, una generación después vino el presidente Calderón a cosechar la fruta podrida.

Felipe Calderón encaró a la delincuencia, estos no se rindieron y se soltaron los demonios en la mayoría de los Estados del País, el narcotráfico es una buena parte del problema, pero no todo, entre los delincuentes las bandas de secuestradores, extorsionadores, asaltantes, contrabandistas, trata de blancas y rateros de domicilios tienen un peso muy importante, son paupérrimas las acciones de los gobiernos municipales y estatales contra estos individuos, las policías de todo el país están infiltradas, y con todo esto lo más práctico es echarle la culpa al presidente en turno, dentro de 72 horas tendremos cambio de gobierno en México y ya veremos como los enfrenta Peña Nieto, quien este día acude a su cita con el presidente Obama en los Estados Unidos y seguramente le “leerán la cartilla”, le darán línea en los principales rubros de nuestra relación bilateral y sobre todo le dictarán su postura frente al crimen organizado, apuesto a que le van a prohibir que lleve a cabo las viejas prácticas de pactar con el narco.

No coman ansias, el próximo sábado conoceremos la postura real de Peña Nieto contra el crimen organizado, calculo que será la misma que la de Calderón y es que no hay de otra, a los criminales palo duro y a los enfermos del narco un sistema de salud y de educación que los ayude salir de ese infierno.

Regresando a Calderón, los demás asuntos como la estabilidad económica del país en un mundo en crisis o el crecimiento en infraestructura no cuentan, todos le achacan el problema de la violencia.

Dentro de 3 días Felipe Calderón entrega su responsabilidad, hizo lo que hizo y la historia lo juzgará, hoy más que nunca la frase “el tiempo pone a cada quien en su lugar” está vigente.

Anuncios


El sector pesquero en México

En los años 70´pasé de la niñez a la adolescencia, crecí cerca de un pueblo pesquero del noroeste del país y me sorprendía el dispendio de los recursos que hacían los líderes de las cooperativas pesquereas, gente sin preparación académica que se daban el lujo de irse de putas varias veces por semana a la ciudad de Los Mochis, Sinaloa.

Supongo que estas personas pensaban que se habían sacado la lotería o algo por el estilo, y actuaban como  si el dinero nunca dejaría de llegar. Vivíamos los tiempos de la demagogia de Luis Echeverría y José López Portillo, los dos presidentes más nefastos en la historia de México. Cada año a las cooperativas se les entregaban equipos nuevos, costosos motores fuera de borda para su embarcaciones comúnmente llamadas “pangas”, los dirigentes estrenaban camionetas cada uno o dos años, 30 años después de esos despilfarros aún queda algo de las carrocerías de esos otrora flamantes camionetas Dodge y Ford.

Campos pesqueros como el Jitzámuri, las Lajitas, el Colorado, y otros más lucen hoy una pobreza combinada con drogadicción extrema, pueblos que perdieron el brillo de los 70´s, ejemplo de como no debe impulsarse un sector de la economía que pudo ser muy importante, pero donde no hubo forma de controlar los presupuestos, donde no había una cultura de trabajo, hoy no hay recursos para esos pescadores, además tampoco hay ya el camarón y especies de escama que había en aquellos años, la corrupción federal agotó lo que parecía imposible. es más me atrevo a decir que los ex funcionarios de la Secretaría de Pesca de aquellos años (hoy organismo público desaparecido), si les encargamos cuidar la salinidad del mar, en pocos meses el agua de los océanos sería dulce, así se las gastan los políticos mexicanos.

Todo esto me vino a la mente a raíz de la nota en El Universal y señala como la falta de orden en mares mexicanos propicia la sobreexplotación de especies, como es el caso del Tiburón: “Naves con bandera de Corea, Japón y China, principalmente, así como algunas de Costa Rica ingresan al litoral mexicano y capturan grandes cantidades de tiburón, ante la falta de vigilancia, aseguraron los hombres de mar que pidieron el anonimato. Nosotros hemos visto la matanza que hacen de tiburón, en sus enormes redes caen de todas las especies y luego las regresan al mar, pero muertas.”

El sector pesquero en México padece la peor crisis de su historia, ¿donde estarán los líderes políticos que tuvieron a su cargo los presupuestos de los años 70´s? Seguramente gozando con sus familias los miles de millones de dólares que se robaron de esos programas, mientras que los pescadores fueron doblemente burlados: Por esos corruptos y por su propia falta de educación, fue inútil darle dinero y equipos a personas que no tuvieron la capacidad de administrar esos recursos, lo único que les quedó es un gusto por la cerveza, marihuana, cocaína y recientemente drogas como el barato y super dañino Crystal.

En esta imagen de Google podemos apreciar el caserío sumido en la pobreza de El Jitzámuri, imagen que podríamos utilizar para los cientos de pueblos pesqueros de nuestras costas que naufragan ante lo incosteable que se ha convertido este oficio:

El Jitzamuri



Pensándola bien, no es cierto que el modelo educativo previo a los 70´s era mejor

La mejor prueba de que incluso el modelo educativo previo a los 70´s era peor  al actual que proviene de 1971 es que todos los políticos corruptos de México cursaron su primaria cuando había que ir a la escuela en la mañana y la tarde.

No les sirvió de nada las clases de Civismo, entonar cada mañana el himno nacional y que sus profesores fueran de saco y corbata al aula, esos maestros y maestras construyeron unas verdaderas hienas que secuestraron al país por décadas, y que aún lo mantienen cautivo en algunas entidades…

A mi en lo personal me avergüenza ser compatriota de una Beatriz Paredes, de un AMLO, de un Carlos Salinas, de un Manlio Fabio Beltrones, de un Roberto Madrazo, de un Carlos Hank, de un Miguel de La Madrid, de un José López Portillo, de un Luis Echeverría, de un gober precioso, de un Fidel Herrera, de un Marcelo Ebrard, de un Vicente Fox, de un Francisco Labastida, de un Porfirio Muñoz Ledo y otros mil políticos mexicanos…

¿Verdad?



Restos de Porfirio Díaz

6a00e551f501008833011168a52830970c-500wiGuadalupe Loaeza pregunta abiertamente en su Blog: ¿Están de acuerdo con que sean trasladados de París a México,  los restos del  ex presidente?

Le hice un comentario que está pendiente de moderación y dice así:

“A la luz de una centuria, creo que Díaz hizo mucho bien a México, y digamos que ya pagó su condena por todo aquello que se le juzga mal. Merece que se le cumpla su última voluntad, tienen mi voto para que regrese…

El detalle es ¿Nos van a aceptar en Francia y sus panteones a unos mil políticos, entre Priistas, Perredistas y Panistas, digamos que por unos 200 años, pues le han hecho el doble de daño al país en comparación a Porfirio?

López Portillo debe encabezar ese buque moderno de contenedores que lleven los restos de tanto miserable que nos hizo -y hacen- mucho daño, Miguel Alemán V. se lo ganó a pulso, Porfirio Muñoz Ledo -aunque digan lo contrario es un político muy muerto en vida-, Carlos Hank G., Fidel Velázquez y achichincles como la Güera Rodríguez, empresarios como Emilio Azcárraga M. etc. ¿se vale enterrar en vida a Echeverría, Miguel de la Madrid  y Carlos Salinas de Gortari, a Vicente Fox -por inútil-, Andrés Montiel, al gober precioso Marín y a la Gordillo? pues todos ellos se lo han ganado a pulso.

Tal vez la petición la podemos hacer como país por unos 2,000 ataúdes con eso de que con Mil nos quedemos cortos. De no aceptar Francia a estos notables -pero para robar- Mexicanos, sugiero que los enterremos en la Sonda de Campeche, y algún día que consolidemos la reforma energética como debe ser, que sean descubiertos por exploraciones en el próximo Milenio, ya no de petróleo ni de gas, por otro recurso valioso que descanse en el lecho y fondo marino”.

¿Qué opinan Ustedes sobre el retorno de los restos de Porfirio Díaz?



La Crisis de hoy

En México así deberíamos ver este asunto de la crisis -como la crisis de hoy-. Los que nacimos a partir de los 60´s y empezamos a darnos 9788425422331cuenta del estado de la economía en la siguiente década, hemos vivido toda nuestra vida de una crisis a otra. La crisis con Luis Echeverría, la crisis con José López Portillo, la crisis con Miguel de la Madrid, la crisis con Carlos Salinas, la crisis con Ernesto Zedillo, la crisis con Vicente Fox y por último la crisis con Felipe Calderón. Han sido seis sexenios presidenciales completos al hilo, más lo que va del séptimo. 

Hay un pesimismo desbordado que debemos de controlar, salimos adelante de las otras crisis, ¿Por qué no habremos de salir bien librados de la de hoy? Tenemos mucha experiencia en crisis, sabemos de verdad lo que es apretarse el cinturón, estamos más preparados que en la última que vivimos.

Tenemos intacta la última de las libertades como lo dijo hace 50 años Viktor E. Frankl, el psicólogo prisionero en los campos de concentración alemanes que escribió el libro El hombre en busca de sentido: “Escoger la actitud con la que enfrentaremos una situación dada“.

Podemos escoger entre el pesimismo que solo hará más grande el círculo vicioso en el que nos encontramos en este inicio de 2009, o podemos optar por un optimismo razonado que rompa de hogar en hogar ese círculo destructivo. Me refiero a un optimismo razonado, pues un optimismo bobo puede empeorar nuestra situación. Optimismo razonado es mostrar una actitud de tranquilidad ante la crisis, contagiar esa tranquilidad y cuidar el bolsillo de lo innecesario. Si alguien nos pregunta como vemos la crisis, nuestra respuesta debe ser: La vemos superable. No estamos engañando a nadie con esa respuesta, se busca además romper la inercia de los pesimistas.

Fernando Savater, el prestigiado escritor español, inicia uno de sus libros: “Mi padre, como todos los hombres, nació en tiempos de crisis“. Así nosotros, por lo que la crisis nos tiene que ocupar en lugar de preocuparnos.

Decía Montaigne: “Evita tratar con gente negativa, porque te pueden destruir“. La gente negativa te contagia fácilmente. Uno debe tratar con gente positiva, entusiasta, con sano buen humor.

También hay que tomar en cuenta lo que decía Unamuno: “Miremos más que somos padres de nuestro porvenir, que hijos de nuestro pasado“. Y uno debe desear y trabajar para tener hijos brillantes ¿Verdad?

Pues así se requiere que actuemos, que seamos más eficientes en el día a día, pero no como medida transitoria para salir de la crisis de hoy, como un hábito que nos permita tener resultados extraordinarios en medio de las tormentas. Si creen que esto no es posible, revisen los resultados de Apple para el trimestre que acaban de cerrar, y se darán cuenta que en medio de la peor de la crisis estadounidense, esta empresa ha logrado ventas y utilidades récord. Y lo han sabido hacer en un entorno doblemente complicado: La crisis de hoy y la crisis de salud de Steve Jobs. ¿Quien dijo que no se puede? 

Entonces, ¿En qué quedamos? Esta es la crisis de hoy, hay que romper el círculo vicioso para que no sea la crisis de todo el 2009.

Nota: Las cifras de Apple son cortesía de los chicos de Appleweblog.

Bibliografía:

Frankl, V. E. (1996). El hombre en busca de sentido. Barcelona: Editorial Herder, S. A.