27 Letr@s


La chica que soñaba con un cerillo y un galón de gasolina

9788423341009Terminado el primer libro de la trilogía Millennium de Stieg Larsson, me apresuré a empezar el segundo.

De nueva cuenta Lisbeth Salander y Mikael Blomkvist nos atrapan en su trama, es difícil interrumpir la lectura. Es apasionante así mismo “hacer el viaje” en nuestra mente a las playas del Caribe y continuarlo por frías ciudades de Suecia, novelas de este tipo valen cada peso invertido.

Estas obras me hacen reflexionar sobre la importancia de la imaginación, ya decía Einstein que la imaginación es más importante que la inteligencia. Vaya manera de ganar dinero y entretenernos de parte de Larsson, lástima que no vivió para disfrutarlo. Hay casos, como el de  J. K. Rowling, la famosa creadora de Harry Potter, o Dan Brown con su Código Da Vinci que nos hacen pensar que aún falta mucho por escribir en este mundo y en este momento alguien está terminando lo que será el próximo best seller con su consabida recompensa monetaria.

Esta por demás recomendar el libro, es un excelente ejercicio para el cerebro.

Anuncios


Los hombres que no amaban a las mujeres

los hombres que no amaban a las mujeresEse es el título del primero de tres libros de Stieg Larsson. Los mismos se han convertido en un gran éxito a nivel mundial desde el año pasado, algo que su autor no vivió para contarlo, falleció días después de que su primer libro saliera a la venta, y después de haber entregado los otros dos manuscritos.

Llevaba meses retrasando la compra de “Los hombres que no amaban a las mujeres”, por lo general leo poco el género de novela, pero este sábado por la noche me regalé este libro, pasé una velada agradable ese sábado, leí un par de horas el domingo y ayer por la tarde en un vuelo de Tijuana a la Cd. de México, donde me encuentro esta mañana escribiendo, lo terminé. Son 665 páginas de entretenimiento.

Justo al lado del hotel One donde he pasado la noche se encuentra un Sanborns, anoche mismo compre el segundo libro de esta trilogía, se llama “La chica que soñaba con un cerillo y un galón de gasolina“.

Ya se que pensarán que el Sueco tenía un estilo muy particular de titular sus libros, pero eso es un ingrediente más de su creciente popularidad, en verdad que la trama de Millenium te atrapa desde la primera página.

Las obras según los conocedores, se instalan dentro del género de Novela Negra, a mi me pareció esta primer novela una historia muy dura, que me mantuvo pegado al libro, toca el tema del maltrato a las mujeres de una forma muy directa, las estadísticas en Suecia son elevadas para estos casos.

Luego les comento sobre el segundo libro, espero empezarlo esta noche en San Juan del Río, asisto a un seminario Speedee durante los próximos 3 días.