27 Letr@s


Pasaje Rodríguez, arte y diseño en Tijuana

Hasta el momento cuenta con 21 artistas ocupando 21 de los más de 30 locales que tiene el pasaje.

En este corredor artístico predominan las pinturas, las fotografías, los libros y unas cuantas esculturas, pero algo flota en el aire y se puede saborear con los cinco sentidos, me refiero al talento.

Han realizado el pasado viernes 7 de mayo, lo que podríamos denominar su primera verbena cultural, y el Pasaje Rodríguez (PRAD) se vistió de gala, prometen mantener esta actividad el primer viernes de cada mes, así que -ustedes que me leen en los alrededores de Tijuana- tendrán que agendar una visita al lugar, está quedando muy bien. Leo en la prensa que el Prad se inauguró el pasado 22 de abril.

Llegamos la tarde de ayer con la intención de entrevistar al charro güero, un norteamericano avecindado en Tijuana y que tiene un local en el PRAD, nos informaron que Sir Will se había marchado tres meses a Suecia, va a un festival de música Country y de vacaciones, nos cuentan que en su local comercial a diario compone canciones, algunas para artistas famosos de México y de Estados Unidos.

Considero que tenemos la obligación moral de apoyar este tipo de lugares, por lo general escasos en la frontera y gran parte del país. La Cultura define a las personas, que en nuestro caso el Pasaje Rodríguez nos muestre una bonita cara, de todas las que poseemos, que podamos “dejar atrás al turista de Zarape, maracas y sombrero“, como lo escribió Fausto Ovalle, aunque la palabra se escriba Sarape.

Anuncios


Hipótesis para Sociólogos

Gabriel Zaid es uno de los pensadores más importantes del México de la mitad del siglo pasado hasta la fecha, sus ensayos son indispensables para entender a nuestro país. También es poeta, pero como su prosa me deslumbra, no he podido ir más allá de esta.

Toda su vida ha estado cercano a la tinta y al papel, menudo desperdicio de vida hubiera sido que esa inteligencia no hubiera plasmado los espasmos de sus neuronas en revistas, libros y supongo servilletas de restaurante.

Hoy que vine a comer a casa, uno de los placeres de la vida que impiden la grandes ciudades o la mala administración del tiempo y los recursos, subí a lavarme los dientes para regresar a la oficina y me tropiezo en el lavabo con uno de sus libros: “Antología general”. Y es que tengo la mala costumbre de ir dejando libros por aquí y libros por allá en casa, como si estos dieran vida a los rincones del hogar, siendo que solamente colorean los rincones de nuestra mente.

Cuando tomo un libro en las manos, lo abro al azar, aunque ya lo haya leído, y me gusta sorprenderme con la lectura de un párrafo, en esta ocasión lo abrí en la página 325 y el ensayo se titula “Hipótesis para sociólogos”. Y el tema central del mismo son las personas “pantalla” o presta nombres, individuos rapaces que hicieron fortuna post revolucionaria a la sombra de un amigo o compadre político y por supuesto servidor público que podía desviar recursos a las empresas de esas personas pantallas.

El México moderno está construido sobre presta nombres, ¿por qué nos extraña cuando salta al escenario un Juanito en Iztapalapa? O cuando un Raúl Salinas deposita cientos de millones de dólares en bancos suizos y alega que es dinero prestado de sus amigos. Los pilares de nuestro país son de barro contaminado.

No vamos a componer a nuestra patria mientras se siga tolerando a los presta nombres, mientras no haya transparencia.



Kindle para Mac
20 marzo 2010, 12:40 AM
Filed under: Cultura, Lectura | Etiquetas: , , , ,

Esta noche en cuanto llegué a casa instalé el software gratuito Kindle for Mac, ya tenía Kindle for PC así que los libros digitales que había ido adquiriendo y leía en mi laptop HP de inmediato me aparecieron en mi computadora Mac.

Es un placer inmenso leer eBooks, poder escoger en la pantalla entre miles de libros disponibles en inglés y unos cuantos en español en el sitio de Amazon es un privilegio hoy en día muy económico. Más agradable aún solicitar un avance de cada libro y que de inmediato te llegue al monitor de tu computadora es sensacional, poder hojearlo prácticamente sin levantarte de tu silla.

De inmediato pedí un avance del nuevo libro de Tom Peters “The little Big Things” y con solo ver el índice y una parte del contenido nos damos una clara idea del objetivo del autor sin gastar un solo centavo.

Como ustedes saben, la mayoría de los libros Kindle bestsellers cuestan solo $9.99 USD en Amazon, pero hay infinidad de títulos Kindle que tienen un precio muy por debajo de ese importe. Por ejemplo varios libros de William Shakespeare con un precio de $2.99 USD cada uno, obras como El Rey Lear y muchos más por menos de 50 pesos mexicanos, una verdadera ganga.

¿Que esperan para descargar el software gratuito de Amazon?

Lo siento iPad, tendrás que esperar.



Apoyo el $9.99 USD de Amazon por cada bestseller para el Kindle
31 enero 2010, 8:56 AM
Filed under: Cultura, Diversión, Lectura, Tecnología | Etiquetas: , , , , , , , ,

Apple mandó un mensaje (clear & loud) días antes de presentar el iPad, ellos venderían arriba de $9.99 USD los bestsellers en su tienda iBookstore, señalaba que además solo se quedarían con el 30% de cada venta y el editor del libro con el 70% restante.

No quisiera que los libros digitales pasaran a formar parte de iTunes, cada oligopolio reforzado termina siendo monopolio. Y los monopolios por lo general solo son buenos para los dueños de este.

Cuando Amazon calculó que sus libros para el Kindle podían y debían venderse a $9.99 consideró que un libro digital tiene un costo de edición y distribución sumamente bajo y que los Editores tenían que adaptarse a buscar ganar en el volumen y seguir vendiendo textos impresos al precio que cada cada editorial asigne y con ello lograr una mezcla rentable, pero haciendo la tarea como decimos en México.

Honestamente veo un enfoque de parte Amazon para beneficiar al consumidor, y por supuesto el de beneficiarse ellos, al fin de todo esto es un negocio.

Ahora salta a escena Apple, en defensa de los Editores y dejando de pensar en nosotros y queriendo beneficiar al proveedor en primer término y al final aparentemente beneficiarse ellos.

Nosotros los consumidores tenemos que equilibrar nuestros gastos ya que nuestros ingresos terminan siendo fijos para la gran mayoría que somos, considero que el proveedor de Amazon y Apple tiene que buscarle, pues sus ingresos son variables, y es por eso que no me agrada la posición de Apple en cuanto a los libros digitales, no me interesa pagar 20 ó 40% más para poderlos leer en un iPad, prefiero al final comprar el Kindle como lector de libros digitales y sobre todo que el iPad no es la mejor opción como lector de libros, una pantalla iluminada terminará cansando más rápido la vista y no es el caso del Kindle que funciona basado en eInk, además su pila dura semanas y el iPad solo 10 horas.

Ahora falta un movimiento clave de Amazon, bajar el Kindle a $199 USD aunque sería mejor a $149, pero ya bajándolo a menos de $200 y con la ventaja de que no hay que pagar una sola cuota a las telefónicas nos quedaríamos con este dispositivo como lector digital y a los que nos guste el iPad para navegar en la web pues tendríamos dos gadgets, que terminarían siendo tres junto con el Blackberry. Uff, debo reconocer que al final se escucha complicado mantener tres aparatos y cargarlos a todos lados, así que mejor me quedo con mi Laptop (que tiene PC KIndle instalado), la blackberry y el día que el Kindle baje de los $200 USD lo compro.

¿Y el iPad apá? Ese tendrá que esperar mijo…

P.D. Es muy probable que Steve Jobs haya pensado que al final en iPad será poco utilizado para leer libros digitales pues poco leen las generaciones de hoy, el Kindle es más para los que ya rebasamos los 40´s.

Actualización: Un día después de publicado este post, en Alt1040 publica en su espacio un artículo sobre el precio de los eBooks.

Actualización: La acción de Amazon baja por temor a que los precios de los eBooks ara el Kindle suban por encima de los $9.99



El hombre inquieto

No, no les voy a hablar de mi en esta ocasión, o tal vez solo un poco. Ese es el nombre del último libro de Henning Mankell y amenaza el autor con dejarlo como el último libro de la serie Wallander, y honestamente no deseo que suceda así.

Los últimos dos meses y medio me metí de lleno a la saga policiaca de Mankell, me hice fan del inspector Kurt Wallander y la Suecia descrita en los 7 libros leídos de este autor me encantó, algún día tendré que visitar Ystad y otras varias ciudades suecas, a manera de tributo a Mankell y su obra, pero sobre todo a respirar el frío aire de esa Suecia que se termina añorando en sus escritos.

Me gustaría ser la mitad de ordenado que el inspector Wallander y quisiera tener al menos una cuarta parte de su capacidad de auto disciplina, a estas alturas de mi vida y con más de la mitad del tanque de combustible quemado es algo que no puedo dejar ya de lado.

Empecé leyendo a un inspector de policía que no disponía de un celular en 1991, año en el que transcurre la primera novela, la saga continuó por los 90´s y pasó al nuevo siglo, y con este llegaron los adelantos tecnológicos que sin los cuales hoy en día nos sería imposible imaginar una vida normal: El celular y la pc.

En lo personal utilizo dos celulares a diario, uno es un smartphone que requiero para estar en línea por donde ande, es una Blackberry con servicio de Nextel y telefonía celular, el otro es un simple teléfono celular LG, que me sirve únicamente para hacer y recibir llamadas, sobre todo a los números que tengo y donde me tienen en planes gratuitos, por el primer teléfono la empresa paga 800 pesos al mes por radio e internet, y unos cuantos pesos más por algunas llamadas que realizo, por el segundo teléfono que es personal pago solo 200 pesos, el plan más económico en Telcel. Respecto a las pc´s, utilizo dos, la que llevo al negocio y es una laptop HP reciente y sobre mi escritorio en casa reina una iMac de 24″, ha cumplido dos años ya, pero es más eficiente que muchas que se operan con sistema de Microsoft. Me sería prácticamente imposible desempeñar mi trabajo sin la Blackberry y sin una pc, supongo que para un buen inspector de policía hoy en día debe ser similar.

Ayer terminé “El Cerebro de Kennedy”, una de las novelas de Mankell que no son sobre el inspector Wallander, pero es que me ha costado trabajo encontrar en Tijuana la serie completa, me faltan 3 de los 9 tomos de la saga, he tenido que leer también “El retorno del profesor de baile” mientras me hago de las demás novelas de la serie, pero han sido muy buenos libros, se los recomiendo ampliamente, y dado que no encontré uno de los que me faltan me decidí hoy en la tarde, allí en Gandhi por este último de Wallander, pero que esperemos como dije al principio que no sea el del cierre de la saga. “El hombre inquieto” me costó $299 pesos, más o menos $15 euros o $23 dólares estadounidenses, no es barato, pero aún está en el precio que me puedo permitir por unas noches de esparcimiento en casa.

Tijuana, en una noche de invierno que parece de primavera. 8 y 37pm

Actualización: Enero 16 del 2010.

Mankell nos ha mostrado en esta novela a un Wallander con mayor juicio, como una persona con elevada capacidad de análisis y razonamiento, como se aprende con la literatura, independientemente que sea ficción, vaya me atrevo a señalar que este género de la literatura nos ayuda tanto como las obras de no ficción.



El cerebro de Kennedy

No me refiero al cerebro del presidente J.F. Kennedy, ese es el título del libro que compré esta tarde en librería Gandhi. Me dolió que no tuvieran más libros de Mankell bajo la colección Maxi de Tusquets, y tuve que pagar $250 pesos por esta novela (13 euros aproximadamente), supongo que para quien vive en europa esta cantidad no representa casi nada por un buen libro.

En otra de las novelas de Henning Mankell allí en la librería, me llamó la atención que traía una cintilla donde señalaba que este autor lleva vendidos más de 25 millones de ejemplares de su obra, por lo tanto debe ser ya una persona sin penurias económicas y puede vivir como rey, aunque quien sabe, hay personas que nunca aprenden a usar el dinero.

Este es mi primer libro del 2010, cerré el 2009  con estupendas veladas leyendo y tomando café, tengo fe que este año, que será en todos los aspectos mejor que el último de la pasada década, la lectura será placentera.

No necesito volver a comentarles que este autor sueco posee una envidiable narrativa, aunque estoy consciente de que a muchas personas no les gusta el género de novela negra y pensarán que existen mejores formas de aprovechar el tiempo, solo que hay que tomar en cuenta que el mejor tiempo libre es aquel que se utiliza en lo que más nos agrada, así que habrá personas que lo inviertan en ver TV, otros en escuchar música, otros tuiteando, otros durmiendo, etc, etc. Que cada quien use su tiempo libre como quiera, pero la obligación es disfrutarlo. De lo contrario, que desperdicio de vida.

Tijuana, B.C. Una noche de enero a 20 grados centígrados y en espera de que el café termine de colarse.



El retorno del profesor de baile

La lectura en el 2009 fue apasionante, en el último trimestre de este año fueron 10 libros de novela negra los que disfrute aparte de otros tantos y de diverso género, el último lo compré ayer por la tarde en la librería El Día aquí en Tijuana y es de Henning Mankell, el famoso escritor sueco, se titula “El retorno del profesor de baile”.

Llegué a este autor después de leer en octubre pasado los tres libros del finado Stieg Larsson, en estos le encontré sabor al género de novela negra, he disfrutado noches enteras leyendo las peripecias de Kurt Wallander, a quien creo que me parezco solo en una cosa: Ambos tomamos café como cosacos desvelados.

Fuera de broma, así como hay institutos que han podido identificar aspectos relevantes en los escritos de William Shakespeare para encontrar mejoras y desempeñar un trabajo mejor, muy bien podríamos encontrar aspectos que nos servirían para mejorar nuestra profesión en la obra de Mankell, para empezar, el inspector Wallander tiene una enorme capacidad de auto organizarse y auto motivarse, ama su trabajo como pocos y es un excelente compañero de equipo, tiene una gran capacidad de deducción y el nivel de principios y valores son de primera.

En esta ocasión, la novela “El retorno del profesor de baile” no tiene en Wallander a su protagonista, en su lugar surge Stefan Lindman, y adquirí el libro pues aún no me llega la continuación de las primeras 5 novelas de 8 que ha escrito Mankell de la saga Wallander, el último precisamente es de este 2009 y se titula “El hombre inquieto“.

Son pocas, pero importantes las cosas que hay que agradecerle al 2009, dentro de estas se encuentra mi regreso a la lectura intensa y programada. La más importante del año, es retornar como lo hice a medio año a una oficina, pasé casi la mitad de este año en la banca -no se entienda en Bancos, quiero decir que no tuve trabajo- y fue una gran experiencia, pero que no se la deseo a nadie, y si tuviera enemigos, ni a ellos…

No me despido de Ustedes, nos vemos en Enero próximo, mientras tanto, les deseo lo mejor para este 2010 que lo tendremos aquí en unas pocas horas más…

Tijuana, B.C.