27 Letr@s


15,290 Ejecuciones en México en solo 3 años

ejecutados-9-29-5En México vivimos una guerra civil. Desde que el presidente Calderón le declarara la guerra al narco ya van 15,290 ejecutados. Casi 500 muertes violentas por mes, pero la cuestión es que se va recrudeciendo el problema, los últimos meses el promedio mensual supera los 700. De seguir el mismo ritmo, más de 30 mil mexicanos habrán muerto en los seis años de gobierno actual.

Las decapitaciones han dejado de ser noticia, a esta gente la cuelgan desnuda en lugares públicos y les cortan los testículos. Lo que es peor, en México ya nadie investiga una muerte, al asunto le dan carpetazo el mismo día, pues nadie quiere meterse con los narcos, o sea que estamos viviendo el desorden total.

Junto con el dinero del narco que impulsaba nuestra economía llegó la violencia que quiere frenar Calderón, durante décadas el gobierno controlaba al narco, le asignaba territorios a cambio de cuotas, los políticos del PRI se hicieron inmensamente ricos, pero a partir de los 80´s fue cuando las figuras del narco perdieron el piso y se hicieron visibles, recordemos a Rafael Caro Quintero y sus desmanes. Luego, los empleados del narco empezaron a rebelarse y a desear el dinero de sus jefes, se recrudeció la industria del secuestro y la extorsión. En el camino la mayoría de las fuerzas del orden y jueces cayeron en las garras del narco, y para poder lavar el inmenso caudal de dólars que ingresaba a México nacieron muchos empresarios mexicanos.

Quienes eran en verdad los reyes en cada ciudad del país fueron los narcos: los Arellano en Tijuana, el Chapo Guzmán en Sinaloa y Durango, Osiel Cárdenas en el Noreste, Amado Carrillo en Cd. Juárez, todos estos capos enfocados a comerciar con las organizaciones criminales de Estados Unidos. El detalle es que tarde o temprano la fiera no iba a poderse controlar, muchos capos peleándose por territorios no llevaría a nada bueno.

Se combinó la corrupción oficial con el narco y con los empleados de estos, que secuestran y extorsionan, más una serie de empresarios sin ética que sirven de pantalla para lavar el dinero.

Hoy el país está desorientado, no podemos darle ni para delante ni para atrás a este asunto, estamos atascados. Mientras escribo esto en algún lugar de México ya ejecutaron a alguien, y no pasa nada.

No aprendemos del ejemplo Colombiano y Estadounidense: Allá el Narco sigue siendo un mal necesario. Y lo controlan, no lo quieren erradicar.

Anuncios


Un error más del SME

bejaranoY grave error es cederle la palabra en nombre del movimiento al que consideramos el político más corrupto de México, me refiero a René Bejarano. Y por si fuera poco otros tantos millones de mexicanos vemos en Flavio Sosa a un delincuente político, este truhán también posó en el estrado defendiendo al SME.

Andrés Manuel López Obrador fue rechazado en la marcha que organizaron hace unos días, no lo dejaron llegar al zócalo pues ya se le reconoce abiertamente como el “jugo gástrico”, y se olvidaron que una buena parte del jugó gástrico se llama René Bejarano. Lo que estos señoritos radicales de izquierda tocan lo hacen mierda.

El famoso columnista del periódico y canal de TV Milenio escribe un excelente artículo este día y señala:

Pero no habrá marcha atrás, tanto porque Luz y Fuerza agonizaba en virtual estado de quiebra, como porque del colapso fue corresponsable el sindicato, que solapó escandalosas prácticas de corrupción. La estrategia de Esparza (propia de una sociedad cooperativa cuando reclama “la devolución de la empresa a sus trabajadores”) es comprensible porque, en rigor, la empresa era manejada como patrimonio, pero no de la Nación sino del sindicato, y su extinción se traduce en miles de millones de pesos que las mafias gremiales dejaron súbitamente de percibir. Diablitos, medidores mal instalados para trampear el consumo, expedición y cobro de recibos inflados con cantidades exorbitantes, mordidas, extorsiones y propinas obligadas, eran parte del negocio, y esto explica el coraje con que Esparza y sus seguidores continúan dando patadas de ahogado“.

Exacto, el SME era dueño de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, pero les quitaron la franquicia. A este día más del 30% de los empleados de esa extinta empresa habrán cobrado la liquidación, el resto deberá apurarse o cobrarán menos, aunado que los primeros llevan mano en la nueva contratación.

Por último, El Universal publica la nota de que legisladores perredistas darán al moviemiento del SME 70 mil pesos quincenales, ¡Vaya farsa! ¿Quien en este país les va a creer a los del sindicato que requieren dinero para moverse? Robaron en demasía y si les hacemos un inventario a los líderes, de millonario a cada uno no los bajamos… Apuesto que por cada peso que donen los legisladores del PRD, el SME les regresará en efectivo 2 ó 3 veces más, por debajo de la mesa.

Por favor señores, quítense lo desvergonzado y reconozcan que se terminó la leche de la ubre que mamaban, pónganse a trabajar como mexicanos comunes y corrientes.