27 Letr@s


El Profesor

Esta semana terminé ‘El Psicoanalista’ de John Katzenbach, durante cinco días leer el thriller en el que se ve envuelto el Dr. Frederick Starks me ocupó por las noches, un argumento sensacional desarrolló el escritor.

Ese gran éxito de librería me animó a que el viernes pasado comprara en la Cd. de México su nueva obra, ‘El Profesor’, otro thriller sensacional, donde delitos como la pedofilia y trata de personas hacen su verano. No es que me agrade el abuso sexual de menores de edad, me fascinó conocer al personaje central del libro, otro psiquiatra como en el caso de El Psicoanalista, pero este ya es un viejo retirado, aquejado por una grave enfermedad que le está ocasionando que pierda completamente la memoria y después de haber sido testigo de un rapto emprende la tarea de dar con los delincuentes, luchando contra su memoria y ayudado en su confusión mental por tres de sus seres queridos: su hermano, su esposa y su hijo, los tres muertos años atrás. Hoy por la mañana, acompañado de un café Starbucks y en la comodidad de los sillones de el local de zona río de esta cadena de cafeterías terminé de leerlo, reconozco que lo disfruté inmensamente estos dos días.

No hace falta decir que recomiendo ampliamente los dos libros, el primero lo leí en mi iPad, lo descargué de manera gratuita en Scribd, así que por ese lado es una muy buena oportunidad para adentrarse en la obra de Katzenbach, este gran escritor del suspenso.

Me pesa haberme saltado otras de sus obras, pero ya habrá tiempo de leerlas, se avecinan noches de frío, noches largas de invierno para disfrutar de la tranquilidad bajo las cobijas.



Roman Polanski

Roman_Polanski_director_cineLeo esta tarde la columna en El País que escribió Bernard-Henri Lévy en defensa de Roman Polanski.

Bajo esa óptica los organismos encargados de aplicar la justicia en este mundo no deberían de tener memoria, actuar solo sobre casos in fraganti es lo que procedería.

Considero que los pederastas deben pagar por sus fechorías así hayan pasado 32 años, o más. Y ojalá los jueces se decidieran hacerlo en México.

Es de sobra conocido que en el mundo de la farándula, así como en el de los políticos, se cometen todo tipo de crímenes y como el dinero y la fama sobra, pues es difícil que terminen en la cárcel, no así en este caso.

Roman, te tocó pagar por tus fechorías.

Por otra parte, si la menor hubiera matado a Polanski después de la violación pocos en México estaríamos de acuerdo en que ella fuera a la cárcel, y mucho menos que le dieran cadena perpetua, como es el caso de la joven Sara Kurzan, el caso se lee en la nota del periódico Frontera:

“…fue violada cuando tenía 13 años y luego mantenida cautiva para desempeñarse en la prostitución durante 12 horas por día.
Tiempo después y cansada de los maltratos sexuales a los que era sometida asesinó al individuo en Riverside, California, y el juez de la Corte Suprema la condenó a cadena perpetua al considerar que era consciente de sus actos. La sentencia abrió un debate en ese país sobre la constitucionalidad de enviar a delincuentes menores de edad a prisión con cadena perpetua. Kruzan se suma así a las 2 mil 573 personas condenadas a esa pena por crímenes cometidos cuando eran menores
“.

Un comentario más, si Polanski hubiera violado a un menor en Arabia Saudita en estos momentos sería solo historia:

Crucifican y decapitan a un hombre por violar a cinco chicos

Un tribunal saudí de casación confirmó la condena a muerte por decapitación y posterior crucifixión de un hombre de 22 años por violar a cinco niños y por dejar morir a uno de ellos en el desierto, según informó hoy Europa Press. El hombre fue detenido a principios de este año gracias a la colaboración de un niño de siete años con la Policía. El niño abandonado en el desierto tenía sólo tres años de edad, según el diario Okaz.  En Arabia Saudí, la condena a crucifixión implica que el decapitado sea atado a vigas de metal para su exposición pública. Las organizaciones internacionales de Derechos Humanos acusaron a Arabia Saudí, cuna del Islam y cuya monarquía se rige estricamente por la ley islámica, de aplicar una justicia draconiana y de castigar con la decapitación pública a homicidas, violadores y traficantes de drogas. En lo que va de año ya fueron ejecutadas alrededor de 40 personas.



Literatura Pederasta, se equivocó de tema García Márquez

memoriaputastristesEsta noche empecé y terminé un libro que me había resistido a leer estos últimos cinco años. Es de García Márquez y se titula: Memorias de mis putas tristes.

Decidí comprarlo desde hace unos días, y fue hasta hoy a la hora de la comida, llamé a la Librería el Día aquí en Tijuana y pedí que me lo tuvieran listo, que pasaría en 10 minutos por este. Ya con descuento pagué 161 pesos (poco más de 12 dólares).

Cuando leí que en Puebla se iba a cancelar la filmación de esta novela, me volvió el interés en leer de nuevo al Gabo, es un libro al que lo calificaría con un 7.5 en la escala de 10, nada del otro mundo, pero no tan malo como para dejar de leerse, confieso que si me repugnó la parte pederasta, y creo firmemente que la moral no es un asunto de tiempo, se tienen o no principios en esta vida, una vida sin calidad no merece vivirse.

Pienso además que el gobierno de Puebla no tiene la capacidad de oponerse a una filmación de este tipo, recordemos que el gober precioso saltó a la fama precisamente por su relación con Kamel Nacif y Jean Succar Kuri, ambos pederastas de mierda pero con altas influencias políticas, y eso vale mucho en este país.

Hay muchos defensores de García Márquez sobre su derecho a llevar al cine a esta novela, en lo personal pienso por un lado que no se pierde nada si la película no se filma, y me importa pito el derecho de expresión de este ganador del Nobel, el mundo ya no está para tanta mierda, cuidemos las formas, no ganamos nada degradando las mentes de indecisos.

Por otro lado pienso que García Márquez pudo haber escrito una mejor novela, igual de intensa si sustituía a Delgadina, la niña de la novela, por una mujer más entrada en años y que la pobreza no la orillara a prostituirse después de pasarse el día pegando botones en una fábrica de ropa de mala muerte.

Te equivocaste Gabo, no es un crimen irse de Putas, pero no la jodas, con niñas no…