27 Letr@s


Sinaloa entre la espada y la pared
8 agosto 2010, 8:01 PM
Filed under: Crisis, Economía, Educación, empleo, Negocios, Violencia | Etiquetas: , , , ,

Es sábado por la noche y pienso en Sinaloa, esa parte de México que pudiera ser un California completo, salvo que en el norteño estado de México hace mucho calor en verano.

Bañado en gran parte por el golfo de California o mar de Cortés y el resto por el océano pacífico su contraparte es la sierra madre que lo separa de Chihuahua y de Durango, lo abrupto de esa zona permitió que se formara a mediados del siglo pasado el triángulo dorado para el cultivo de drogas, hoy génesis de la violencia en el noroeste de México.

Hoy Sinaloa vive varias crisis entrelazadas, por un lado la violencia ha desbordado toda clase de leyes y los problemas económicos que enfrenta el sector primario dramatizan toda situación: El campo y la pesca se encuentran en plena debacle, por un lado la desorganización en la agricultura y por otro la falta de orden en la pesca y falta de capacidad de administración de los pescadores pintan un panorama desalentador.

¿Que pueden hacer los agricultores de básicos y los pescadores en mi Sinaloa? Pedirles que se organicen es imposible, cada cooperativa que se ha formado a lo largo de la historia la han operado al estilo de gobierno: Lo seguro que es que se roben unos a otros, no hay seriedad.

El campesino promedio está esperanzado en rentar su parcela y tratar de cobrar el Procampo (programa del gobierno para apoyar al agricultor, cuyo nombre de forma de las siglas de Programa de Apoyos Directos al Campo). Desgraciadamente este programa que pudiera ser el parecido a los subsidios que se otorgan al campo en países del primer mundo acá es fuente de corrupción, el detalle es que no hay nadie que pueda hacerle frente al máximo problema que tenemos en México, para empezar la mayoría no ve mal que el vecino robe al presupuesto, la mayoría piensa que el funcionario público que no roba es un pendejo y así lo único seguro es que nos sigamos hundiendo como país.

Por su parte la pesca hace muchos años dejó de ser negocio, capturar camarón en altamar era productivo en los años 70´s, años después se instalaron por todo el mundo las granjas acuícolas haciendo que el costo de producir un kilo de este crustáceo fuera más barato y seguro que pescarlo en riberas o en el océano. Para que hubiera seguido siendo negocio la pesca de camarón se requería que se respetaran los meses de veda, pero la misma falta de visión de los pescadores y empresas arregladas con funcionarios públicos destruyeron esta actividad, no hubo la disciplina y no tuvieron capacidad los pescadores de prever que terminarían viviendo en la miseria.

La industria sin chimeneas pudiera ser un sector al que acudir pero la violencia hace muy difícil que el turismo sea un opción sólida para Sinaloa, a pesar de tener playas de inigualable belleza o partes serranas que ya quisieran la mayoría de países en el mundo, a Sinaloa no va a venir nadie, al menos en los próximos años.

¿Hemos dejado alguna salida para que los sinaloenses salgan de esta crisis? En Estados Unidos ya no los quieren en Arizona, la única opción es que sigan migrando a la frontera y se acomoden en las maquiladoras y solo cuando haya demanda de sus productos, de lo contrarios seguirán viviendo en la miseria.

Donde se van a colocar los egresados de las universidades sinaloenses a partir de este momento, trabajo habrá solo para unos cuantos ¿y el resto?.

¿Que deben hacer los sinaloenses en este momento? Lo que si es que la cuesta sigue y seguirá empinada, agarren condición física los que quieran subirla.



El sector pesquero en México

En los años 70´pasé de la niñez a la adolescencia, crecí cerca de un pueblo pesquero del noroeste del país y me sorprendía el dispendio de los recursos que hacían los líderes de las cooperativas pesquereas, gente sin preparación académica que se daban el lujo de irse de putas varias veces por semana a la ciudad de Los Mochis, Sinaloa.

Supongo que estas personas pensaban que se habían sacado la lotería o algo por el estilo, y actuaban como  si el dinero nunca dejaría de llegar. Vivíamos los tiempos de la demagogia de Luis Echeverría y José López Portillo, los dos presidentes más nefastos en la historia de México. Cada año a las cooperativas se les entregaban equipos nuevos, costosos motores fuera de borda para su embarcaciones comúnmente llamadas “pangas”, los dirigentes estrenaban camionetas cada uno o dos años, 30 años después de esos despilfarros aún queda algo de las carrocerías de esos otrora flamantes camionetas Dodge y Ford.

Campos pesqueros como el Jitzámuri, las Lajitas, el Colorado, y otros más lucen hoy una pobreza combinada con drogadicción extrema, pueblos que perdieron el brillo de los 70´s, ejemplo de como no debe impulsarse un sector de la economía que pudo ser muy importante, pero donde no hubo forma de controlar los presupuestos, donde no había una cultura de trabajo, hoy no hay recursos para esos pescadores, además tampoco hay ya el camarón y especies de escama que había en aquellos años, la corrupción federal agotó lo que parecía imposible. es más me atrevo a decir que los ex funcionarios de la Secretaría de Pesca de aquellos años (hoy organismo público desaparecido), si les encargamos cuidar la salinidad del mar, en pocos meses el agua de los océanos sería dulce, así se las gastan los políticos mexicanos.

Todo esto me vino a la mente a raíz de la nota en El Universal y señala como la falta de orden en mares mexicanos propicia la sobreexplotación de especies, como es el caso del Tiburón: “Naves con bandera de Corea, Japón y China, principalmente, así como algunas de Costa Rica ingresan al litoral mexicano y capturan grandes cantidades de tiburón, ante la falta de vigilancia, aseguraron los hombres de mar que pidieron el anonimato. Nosotros hemos visto la matanza que hacen de tiburón, en sus enormes redes caen de todas las especies y luego las regresan al mar, pero muertas.”

El sector pesquero en México padece la peor crisis de su historia, ¿donde estarán los líderes políticos que tuvieron a su cargo los presupuestos de los años 70´s? Seguramente gozando con sus familias los miles de millones de dólares que se robaron de esos programas, mientras que los pescadores fueron doblemente burlados: Por esos corruptos y por su propia falta de educación, fue inútil darle dinero y equipos a personas que no tuvieron la capacidad de administrar esos recursos, lo único que les quedó es un gusto por la cerveza, marihuana, cocaína y recientemente drogas como el barato y super dañino Crystal.

En esta imagen de Google podemos apreciar el caserío sumido en la pobreza de El Jitzámuri, imagen que podríamos utilizar para los cientos de pueblos pesqueros de nuestras costas que naufragan ante lo incosteable que se ha convertido este oficio:

El Jitzamuri