27 Letr@s


Leche, queso y demás alimentos: Crimen en Cuba

Es increíble lo que escribe Yoani en su más reciente post. Personas que en Cuba se ocultan para transportar leche, queso y otros alimentos, cual si fueran drogas ilegales.

Hasta que punto ha caído la desvergüenza de los dirigentes en ese malogrado país. No estoy criticando ideas socialistas, no estoy apoyando al capitalismo, solo muestro mi desagrado contra un genocidio que se da en la Isla.

¿De que otra forma se le puede llamar a esta injusticia? Perseguir a un padre de familia por tratar de llevar alimento a su mesa, ya ni en Los Miserables, pues aquel mendrugo de pan que llevaba para sus sobrinos Jean Valijean, el personaje principal de esa novela, era robado.

Probablemente no me alcanzarían mil y una noche para describir todo lo criticable de México, empezando por sus políticos, pero ni en la peor de las pesadillas de un mexicano promedio tiene lugar lo que pasa en Cuba, un pueblo prisionero de la ambición desmedida de los Castro.

Como desearía que esto que escribo de Cuba fuera solo una novela, una obra de ficción, pero no, es la tragedia que golpea sin guante la faz de los cubanos. Lo peor es que al menos en el boxeo la pelea tiene un número de rounds finito, en la isla ¿hasta cuando?

Y pensar que Fidel en este momento se encuentra en su finca, rodeado de todo tipo de lujos y con alimentos de sobra en su nevera, escribiendo sus pendejas ‘Reflexiones‘ sobre la amenaza nuclear de hoy en día.



Lo escribí en un tuit
12 septiembre 2010, 12:01 AM
Filed under: Comunicación, Internet, Tecnología | Etiquetas: , ,

El viernes pasado escribí en Twitter “Pasamos muchos días de nuestra vida deseando un milagro, ganarnos la lotería o el melate creyendo que esto nos traerá la felicidad, y descuidamos el mayor milagro posible: Que cualquier cambio se encuentra siempre al alcance de nuestras manos o mejor dicho, de nuestra mente, podemos alcanzar lo que queramos pagando el precio de la disciplina, ya sea salud, dinero o amor“.

Un día antes escribí allí mismo: “No hace falta preocuparnos por ser productivos, con solo dejar de perder el tiempo de lunes a viernes en internet lo lograríamos“. Y es que recordaba los años en la oficina cuando el internet se reducía a mandar correos electrónicos, y navegar perdiendo el tiempo por periódicos, revistas, blogs no era posible, el intranet bloqueaba esa falta de productividad que hoy nos consume, que flota en el aire disfrazado de WiFi.

No se a ustedes, pero a mi me pasa que conozco la solución a los problemas que son cotidianos en mi empresa, quiero decir que comprendo perfectamente la causa de los mismos y como buen mexicano no termino haciendo lo necesario para prevenir esto, ya sea por pereza mental o por pendejo, pudiera pensarse que una cosa y otra son lo mismo, pero la pereza mental es una causa y lo pendejo una de sus consecuencias.

Dicho lo anterior, me alegro que en mi caso el negocio me permita volver a empezar cada día, cada semana y cada mes, no es cuestión de vida o muerte, pero si son fregaderas que no sea lo productivo que debo ser, así que este lunes 13 de septiembre: A la carga de nuevo, sin excusas…



Hipótesis para Sociólogos

Gabriel Zaid es uno de los pensadores más importantes del México de la mitad del siglo pasado hasta la fecha, sus ensayos son indispensables para entender a nuestro país. También es poeta, pero como su prosa me deslumbra, no he podido ir más allá de esta.

Toda su vida ha estado cercano a la tinta y al papel, menudo desperdicio de vida hubiera sido que esa inteligencia no hubiera plasmado los espasmos de sus neuronas en revistas, libros y supongo servilletas de restaurante.

Hoy que vine a comer a casa, uno de los placeres de la vida que impiden la grandes ciudades o la mala administración del tiempo y los recursos, subí a lavarme los dientes para regresar a la oficina y me tropiezo en el lavabo con uno de sus libros: “Antología general”. Y es que tengo la mala costumbre de ir dejando libros por aquí y libros por allá en casa, como si estos dieran vida a los rincones del hogar, siendo que solamente colorean los rincones de nuestra mente.

Cuando tomo un libro en las manos, lo abro al azar, aunque ya lo haya leído, y me gusta sorprenderme con la lectura de un párrafo, en esta ocasión lo abrí en la página 325 y el ensayo se titula “Hipótesis para sociólogos”. Y el tema central del mismo son las personas “pantalla” o presta nombres, individuos rapaces que hicieron fortuna post revolucionaria a la sombra de un amigo o compadre político y por supuesto servidor público que podía desviar recursos a las empresas de esas personas pantallas.

El México moderno está construido sobre presta nombres, ¿por qué nos extraña cuando salta al escenario un Juanito en Iztapalapa? O cuando un Raúl Salinas deposita cientos de millones de dólares en bancos suizos y alega que es dinero prestado de sus amigos. Los pilares de nuestro país son de barro contaminado.

No vamos a componer a nuestra patria mientras se siga tolerando a los presta nombres, mientras no haya transparencia.



Oct 27
27 octubre 2006, 10:27 PM
Filed under: Comunicación, Cultura, Educación, Vivo | Etiquetas: , ,


Día 27 del mes, bueno a estas horas ya es 28, pero como no he concluido el día, lo sigo considerando como tal.
He decidido escribir a partir de hoy, sin falta siempre en fecha 27 , ya que va de la mano del título de la columna. ¿Y acaso los días no son letras de ese libro que se llama VIDA?
Como todo, hay días que son letra capital, días que son letra con acento, días que son mayúscula, días en minúscula y por supuesto días que son de la letra H, mudos, huecos, en silencio. De estos debe aprenderse de manera especial pues son aquellos que nos permiten hacer una pausa en este transitar sin paradas.
¿Quien no necesita pausas para renovarse? No logro responder esta pregunta de manera positiva, pues quien no lo necesite estaría muerto irremediablemente, el único actor en la vida que no puede detenerse es el TIEMPO, todo lo demás debe tener su momento de descanso, de liberar la tensión, esa que tanto daño nos hace cuando no la controlamos. Debemos tener cierta tensión para que podamos lograr lo que nos proponemos, pero cuando se desequilibra, o enfermamos o morimos, o vivimos sin vivir.
Hay que exprimir el día a día, cuando se aprende a hacerlo, el placer se vuelve adictivo. Es la 1:38 de la mañana, sentado frente a mi laptop, escuchando a Beethoven – Violin Sonata No. 9, `Kreutzer’, dejando que mis dedos se deslicen por este teclado obscuro, iliminado tenuemente por una pequeña lámpara conectada al USB de mi laptop. Las ideas llenan este cuarto sin mas luz que esa lamparita y el reflejo del monitor. Estoy en el 6to piso del Hotel, afuera, en la calle se escucha el tráfico de coches, ya menguado a esta hora, y dentro del Hotel reina una calma, seguramente alimentada por los sueños de los huespedes que estamos de paso en esta noche.
Todos estamos de paso, pero como le cuesta a la gente entenderlo, uno de los factores que mas impide que el ser humano no sea consciente de ello, es el sentimineto de posesión, sin comprender que lo único que se nos ha dado en esta vida con verdadero valor es Intangible. ¿Les parece bien que le llamemos Amor, Paz, Inteligencia, Amistad, un Rayo del sol, Hambre, Emoción, Intención, Soledad, etc, etc? ¿como se atesora todo esto que he mencionado? Dando. dar es la principal virtud que le fue concedida al ser Humano, entre mas da de lo que verdaderamente importa en esta vida, mas le queda. ¡que paradoja! ¿verdad? Y así es la vida, y así será. ENTRE MAS DAMOS DE LO QUE EN REALIDAD ES VALIOSO EN ESTA VIDA, MAS NOS QUEDA.

Buena noches…

Guadalajara, Jalisco. En lo profundo de la noche de este viernes-sábado.