27 Letr@s


El semanario Zeta de Tijuana

Cuando llegué a Tijuana en 1993 me llamó la atención un periódico de frecuencia semanal, se llama Zeta. Se publica cada viernes y desde que lo conocí es crítico profundo del narcotráfico y de la corrupción -nótese que aún fallo al separarles en los escritos, como si una cosa no estuviera ligada a la otra de manera indivisible-.

Cada semana presenta dentro de sus páginas una plana completa, totalmente negra asemejando el luto y lanza una pregunta al actual dueño del casino de esta ciudad, posteriormente le hace la pregunta al gobernador del estado en turno sobre por qué mataron a su director general a finales de los años 80´s

En los años 90´s el sucesor del director general asesinado sufrió atentados contra su vida, las balas no pudieron cortar la respiración de Jesús Blancornelas y en el 2006 la entregó personalmente allá arriba, murió de cáncer en el estomago.

Actualmente Adela Navarro Bello es su director general, y es de considerarse valiente por continuar con la línea que marcaron sus dos directores anteriores.

Cuando requieran enterarse un poco más a fondo de la problemática que nos afecta en Baja California, visiten el Zeta.

Anuncios


Hablando de semanarios

ZETAPortadaActualEn  mi ciudad se imprime cada semana el periódico Zeta, un periodismo fuerte por el modo que expone las noticias. Se presume que uno de sus fundadores fue asesinado por las órdenes de Jorge Hank Rhon y bajo las balas de Antonio Vera Palestina, posteriormente el periodista Jesús Blancornelas, fallecido en 2006, sufrió atentados por la valentía en decir las cosas en esta tribuna regional. 

Me parece fundamental que existan medios con el carácter del Zeta, tenemos muchos políticos corruptos. En el número 1833 señalan que un organismo de gobierno está lleno de corrupción, mencionando que la familia directa del gobernador de Baja California está inmiscuida en tales hechos. Cuando leemos esta nota más nos decepcionamos pues no existe un solo funcionario público en México libre de sospechas de corrupción.

Vuelvo a señalarlo, en Baja California y en México, el problema no es el narcotráfico, o el secuestro, estos dos delitos genéricos son resultado de las actuaciones y omisiones de nuestros gobernantes.

Lo mejor que podemos hacer es comprar regularmente un ejemplar del Zeta y con ello buscar garantizar su permanencia, que no pare de denunciar a los corruptos, que se logre encarcelar al que ordenó la muerte del el Gato Félix, lo demás es ganancia.



Si para los periódicos es difícil, para un semanario puede ser cuestión de milagros
23 mayo 2009, 10:26 AM
Filed under: Cultura, Lectura | Etiquetas: , , , ,

1243074330_extras_ladillos_1_0Escribo el título del post a raíz de haber leído la nueva historia del semanario Sopris Sun, de la ciudad de Carbondale, Colorado.

Resulta que este semanario, con 34 años de edad, ya había cerrado las puertas, pero la población se niega a que desaparezca, y me parece un gusto muy loable el que se organicen para que siga imprimiéndose cada 7 días, el detalle es que no podrán perseguir un lucro en ello, tendrá que ser de manera filantrópica.

Si los diarios están batallando para ser rentables, es muy difícil que un semanario atraiga la atención, tendría que ser un nicho muy pequeño como es el caso de Carbondale, donde solo los vecinos de esa localidad muestren interés en seguir leyendo noticas viejas y anuncios muy específicos, así como obituarios.

Mencioné hace unos días que los requisitos para mantenerse en el periodismo eran velocidad en la comunicación de las noticias y acostumbrarse a que la web es gratis para el lector, este semanario tendrá que optar por ser gratis -o precio simbólico- para sus lectores y que solo los anunciantes paguen por el espacio, de lo contrario no saldrá adelante. 

Esto me lleva a concluir que en el futuro, serán contados los periodistas que ganen un sueldo que les permita mantenerse, proliferarán los escritores que logren publicar en un medio notas salidas de sus blogs, y estos se conformarán con el solo gusto de mostrarse a muchos a través de esos medios, de estos pocos serán impresos.