27 Letr@s


Mario Vargas Llosa en Haití

Leo por lo general cada quincena a Mario Vargas Llosa en El País, es uno de los grandes escritores latinoamericanos que aún es periodista.

En su Tribuna, como bautizó su columna en ese importante diario español, he disfrutado de escritos memorables, el de esta ocasión es bueno a secas, y nos habla sobre la nueva tragedia que se avecina al demolido país caribeño: El retiro de la ayuda que ha venido recibiendo desde el terremoto que sufrió hace unas semanas.

La tragedia de Haití, como lo afirmé desde el primer día que supe del terremoto, no la causó el movimiento telúrico en cuestión, fue consecuencia de la pobreza que generó décadas de corrupción, y mi hipótesis quedó sustentada cuando días después Chile sufrió un sismo aún mayor y el número de muertos fue cientos de miles menor. De hecho los que hubo en su mayor parte fue por errores en la comunicación, no los aplastó una casa o construcción. No debieron morir en el tsunami.

La pobreza es una plaga, es la peor. La pobreza denigra a las personas, el hombre no nació para ser pobre, nacimos para ser felices aspirando a la abundancia física, mental y espiritual, nacimos con derechos de poseer los medios que nos permitan progresar, por eso me aparto del comunismo, de ese pensamiento que insiste en “repartir el árbol, en lugar de repartir los frutos”.

Si Haití fuera un país menos pobre, no hubieran muerto  200 mil personas. Si Haití fuera un país menos pobre tendría la capacidad de levantarse de sus cenizas. Si Haití fuera un país menos pobre no enfermarían las miles de personas que irremediablemente enfermarán en cuanto llegue la temporada de lluvias.

¿Que lecciones debemos aprender de la tragedia de Haití? Me inclino por dos para empezar:

a. Mejorar la educación del mexicano, para que sea capaz de levantarse de toda caída, y

b. Sigue Cuba, allí se fraguará la siguiente gran tragedia de nuestro continente, aún hay gente que duerme sin techo como resultado de los huracanes de hace casi dos años y si hoy temblara en Cuba, la mitad de los edificios aplastaría al que no consiguiera salir a tiempo. No es mi deseo POR SUPUESTO, pero cualquiera con más de dos dedos de frente puede augurar ese desenlace en la isla de Fidel.

Saludos desde Tijuana

P.D. Es muy distinto ser pobre a vivir con humildad, se puede ser humilde poseyendo los medios para progresar. Para decidir como queremos vivir es necesaria la educación, ofrezcamos la oportunidad a los mexicanos que elijan vivir como quieran, que no nos condenen los políticos corruptos a la pobreza, a  no tener opciones, esa es la pobreza que ofende. No tener opciones no debe ser posible en México.

Anuncios


Ya vamos para 9 meses desde el incendio de la Guardería de Hermosillo y nadie ha pagado por sus errores

Hoy leo en El Periódico El Universal que hay una lista de 16 responsables de ese trágico incendio, principalmente porque no hicieron bien su trabajo y toleraron las anomalías que terminaron costando de la vida de 50 inocentes, más la muerte en vida de varios de los padres de los infantes hoy tristemente ausentes.

Aquí la parte central de esa nota:

“Los titulares de los órganos de autoridad que se estima involucrados en la violación de garantías individuales Informe preliminar Comisión Investigadora 1/2009 propiciada por el incendio de la Guardería ABC, pueden apreciarse de manera mas clara en la siguiente relación:
1. Del Instituto Mexicano del Seguro Social.
a) Director General, Juan Francisco Molinar Horcasitas.
b) Director Jurídico, Fernando Gutiérrez Domínguez.
c) Director de Prestaciones Económicas y Sociales, Jesús Ignacio Navarro Zermeño.
d) Coordinadora de Guarderías, Dora García Kobeh.
e) Delegado Estatal en Sonora, Arturo Leyva Lizárraga.
f) Jefe Delegacional de Prestaciones Económicas y Sociales, Emigdio Martínez García.
g) Titular del Departamento de Guarderías, Noemí López Sánchez.
h) Coordinadoras Zonales Thelma Salido Islas, Yadira Barreras, Delia Irene Botello Amante, Irma C. Díaz Gómez.
2. Del Gobierno del Estado de Sonora.
a) Gobernador del Estado de Sonora, Eduardo Bours Castelo.
b) Secretaria de Hacienda, Miguel Eugenio Lohr Martínez.
c) Coordinador Ejecutivo de la Comisión de Bienes y Concesiones del Gobierno del Estado, Eliseo Morales Rodríguez.
d) Titular de la Unidad Estatal de Protección Civil, Wilebaldo Alatriste Candiani.
3. Del Ayuntamiento de Hermosillo.
a) Presidente Municipal de Hermosillo, Ernesto Gándara Camou.
b) Dirección de Desarrollo Urbano y Obras Públicas municipal, Javier Hernández Armenta.
c) Dirección de Inspección y Vigilancia Municipal, Alejandro Sugich Prandini.
d) Dirección de la Unidad de Protección Civil Municipal, Roberto Copado Gutiérrez”.

¿Y luego?

¿Que esperan para sentar un buen precedente en esta país y hacer pagar con cárcel a todos estos ineptos?

Venga señores jueces, demuestren que aún existe la Ley en México y se aplica al parejo.



MASOQUISMO
10 febrero 2010, 10:40 PM
Filed under: Crisis, Violencia | Etiquetas: , , , , , , , ,

No entiendo a los gringos, en el último día llevan publicando fotos de su tragedia del 11 de septiembre del 2001. Se requiere mentalidad masoquista para publicar y para seguir viendo esas imágenes que continúan dañando a personas a lo largo y ancho de USA. Please turn around the page…



7 meses y aquí no pasa nada

Bien podría ser el título 7 años y acá no pasa nada con el Incendio de la Guardería ABC de Hermosillo.

Fue el fatídico 5 de Junio del 2009 cuando la noticia nos golpeó a casi todos, no a todos pues a los funcionarios públicos de este país solo les inquietó un momento, mientras empezaban y terminaban sus amarres políticos, después respiraron tranquilos, sabían que los hilos se moverían a su favor una vez más, no tenía que ser diferente en esa ocasión, así se arreglan las cosas en un país secuestrado y donde el gobierno de los 3 niveles está podrido.

Me imagino al hoy ex-gobernador de Sonora ese día en su oficina:

Suena su celular momentos después del incendio, al otro lado de la conexión, alguien le da la noticia con voz excitada: ¡Jefe, esto ya valió!

-¿Ya valió que? Pendejo, explícate bien, que no ves que estoy por salir de viaje y no vengas a quitarme el tiempo, ni por teléfono, además ¿Porqué me llamas a esta línea?.

Eduardo Bours nunca cuidó su vocabulario en público, mucho menos en privado. Sentía que era la forma de que la gente lo viera como directo, como uno del pueblo.

-El incendio jefe, el terrible incendio de la guardería ABC, estoy aquí afuera del edificio y están saliendo con niños ya muertos.

Que no le extrañe a nadie que hay ciertos empleados en los gobiernos cuya función es moverse muy rápido, ellos no son burócratas, son las orejas y los ojos encubiertos de la mafia política, uno de estos, que no son pocos en cada ciudad,  llegó mientras los bomberos de Hermosillo luchaban para apagar el incendio y los padres junto con  familiares de los niños se arremolinaban frente a la guardería.

-¡No puede ser!, grita Bours al otro lado de la línea del celular. Esto le va a pegar a la campaña política del Vaquero, nos tenemos que mover rápido. No te despegues de allí por ningún motivo, márcale a mi secretario cada 5 minutos con novedades, no me marques ya a mi, ¿entendiste?

-Ok jefe, lo mantendré al tanto de esto que pasa acá a través de su secretario particular, no le marco, es una orden de usted y para mi sus órdenes se cumplen así me cueste la vida. -Por dentro pensó en realidad: o que le cueste la vida a otros, ¿a mi por qué?-.

Antes de salir de su oficina, el gobernador Bours le da una orden a su secretaria, actívame la nueva línea del celular, esta ya no me sirve y rápido, convoca a una reunión en la sala de juntas, que venga el procurador y el secretario de gobierno, ya no me pases llamadas, que vengan de inmediato.

En la oficina de campaña del Vaquero:

-Rápido dice el vaquero, comunícame con el gober. Esto pone en peligro nuestros planes.

Debo aclarar que “rápido” es la palabra más usada por los políticos para servir a sus propios intereses, para atender al ciudadano que es en lo que la deberían de emplear nunca está disponible la rapidez, para eso las cosas son tardadas, se hacen con desgano interno, mostrando siempre una actitud de servicio, además la mayoría de nosotros ya se acostumbró a los tiempos oficiales, en el fondo nos gusta tener privilegios y no nos ponemos a pensar que a la larga eso fue lo que nos llevó al triste lugar donde estamos los que no somos políticos.

El candidato a la gubernatura se enteró por el radio de la noticia, en esos momentos se encontraba escuchando música, a la pendeja, pues ya se sentía el próximo gobernador de Sonora. Se pasaba las mañanas escuchando una estación grupera y tomando café con sus amigos ganaderos.

Alfonso Elías Serrano, mejor conocido como el vaquero, tampoco pensó en las víctimas del incendio, al igual que Eduardo Bours solo pensaron en sus proyectos personales de gobierno.

-¿Que jodidos pasa con la llamada que te pedí? Le gritó a la fiel secretaria. Ya se empezaba a sentir nervioso.

En la política la gente debe demostrar que es fiel a los jefes, o de lo contrario no sirven para eso.

-Ya está en la línea el Lic. Bours, le dice la secretaría al teléfono. Le ruego me disculpe, pero es que me acaban de pasar el nuevo número de celular del sr. gobernador, que extraño, en la mañana estaba activo otro número y se encuentra en reunión y pidió que no le molestaran.

El Vaquero cierra la puerta de golpe y se echa en su silla de campaña, la misma que tenía pensado utilizar en la oficina de gobierno a finales de ese año.

-¿Que opinas Eduardo? le dice Elías Serrano. ¿Quien provocaría el incendio?

-Lo estoy averiguando Alfonso, le contesta el gober, precisamente estoy en una junta para ello, desde ahorita te lo dejo bien claro, quien haya sido lo pagará muy caro, salvo que sea uno de los nuestros, espero que no.

-Ayúdame Eduardo, le dice nervioso el vaquero, no podemos perder la gubernatura por este evento, nuestros planes no pueden arruinarse por unos cuantos niños quemados.

-No te preocupes Alfonso, le dice Bours. Tu sabes como se maneja esto, déjame aparecer ante las cámaras y ante los pinches periodistas de Hermosillo, y tranquilizaré a la gente. Voy a salir a dar unas declaraciones, no me llames al celular, alguien puede interceptar las llamadas y no queremos más problemas en este momento. Ahorita lo más importante es ponerme de acuerdo con mis gentes y tener listo lo que voy a declarar a los medios, y debo apurarme antes de que Calderón me marque, seguro va a pedirme una explicación personalmente antes de mandar a uno de sus perros de confianza.

-Una pregunta Eduardo, ¿quieres que yo también cambie el número de celular?

No hubo respuesta del otro lado, y se cortó la comunicación.

-Colgó sin decir adios, se quedó pensando aún con el celular en la oreja, y eso le preocupó al Vaquero. Fue el primer momento en que sintió de verdad que la gubernatura se le había escapado de las manos. No se dio cuenta que sus piernas le temblaban y que afuera de sus oficinas de campaña varias personas empezaban a buscar contactos en las oficinas de Padrés, el contrincante del Vaquero hasta ese día, ellos sabían que el Vaquero había perdido, nadie como las ratas para saber el momento preciso de abandonar el barco y esa nave pronto empezaría a hacer agua…

Ni Elías Serrano ni Bours pensaron en los cientos de vidas destruidas por la negligencia gubernamental. Para ellos dos solo existió su proyecto de gobierno.

Lo demás es hoy historia. Alfonso Elías perdió las elecciones para gobernador, pero lo esencial es una historia sin final, así la dejaron congelada, con el dolor inacabable de los padres que confiaron en una institución que desconocían corrompida, propiedad de amigos de políticos, que se protegen entre ellos pues son las reglas del Clan, antes que ser de algún partido en particular, son miembros de una elite política, primero están ellos, con amarres debajo de la mesa, ya no los une el color de un partido político en situaciones difíciles como esta, los une su “profesión”. Joder al pueblo, bajo el lema de toda esa casta podrida: Ser un político pobre es ser un pobre político y vivir fuera del presupuesto es vivir en el error.

Que desamparados estamos los mexicanos.

Este post es in memorian de los 49 niños que murieron por los amarres políticos que se dan todos los días en este país, y con respeto a sus padres que confiaron en un México que les cuidaría lo más preciado, pero despertaron a la realidad de la peor manera posible.

Descansen en paz esos angelitos y que sus padres encuentren la resignación.



4 meses desde el Incendio de la guardería de Hermosillo y NO PASA NADA

Desde ese trágico día lo señalé: EN EL CASO DEL INCENDIO DE LA GUARDERÍA NO HABRÁ CULPABLES QUE PAGUEN POR SUS GRAVES ERRORES, ya han transcurrido 4 meses y no pasa nada.

Lo dije y lo sostengo porque he aprendido a conocer el sistema político mexicano, este funciona debido a que hay una camarilla de políticos, que engloba a todos los partidos, y que en un momento como este se defienden entre sí, suponen que habrá un día que a cada quien le llegará su día del juicio y es mejor hacer alianzas, aunque unos sean más corruptos que otros.

Este sistema permite las mas bizarras asociaciones, el último ejemplo de esto, es la unión que pretenden realizar el Oaxaca el PAN y el PRD para quitar al PRI del gobierno de ese Estado, estos corruptos e ineptos no han aprendido que “El fin no justifica los medios”,que debe haber ética por principio de cuentas y que ya estamos hartos de que nos vean la cara.

Desde esta humilde tribuna me sumo a la demanda de Justicia en el caso del Incendio de la Guardería ABC de la ciudad de Hermosillo.

ESOS CRÍMENES NO PUEDEN QUEDAR IMPUENES, COMO LO PRETENDIÓ EL GOBIERNO ESTATAL RECIÉN CONCLUÍDO,  COMO LO HA ACEPTADO LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA Y EL PODER JUDICIALDE LOS DIPUTADOS Y SENADORES YA NO PIDO NADA, SON UNAS MIERDAS BIEN HECHAS.

¡YA BASTA MEXICANOS, RECLAMEMOS POR TODOS LOS MEDIOS POSIBLES!

ASÍ MISMO, NO HABRÁ RECLAMO QUE SE ÉTICO SI NO PROVIENE DE CIUDADANOS HONESTOS.



Terremoto de la ciudad de México

sismo 1985En 1985 me encontraba estudiando en la facultad de administración y contaduría del Instituto Tecnológico de Sonora, en Cd. Obregón, Sonora. Ese día, después de asistir a mi clase de 7 a 8 de la mañana me fui al trabajo, era auditor externo en el despacho de contadores públicos Gossler, S.C. Todavía no cumplía los 21 años de edad, hoy estoy por cumplir 45.

Llegué a la gasolinera de los Pérez Álvarez, la que está por la calle Norman E. Borlaug y me dispuse a seguir con el trabajo de auditoría, y empezaban a correr las noticias, el administrador de ese negocio, el Sr. Rafael Araux, se mostraba muy preocupado pues su hijo estudiaba en la ciudad de México y no lo podía localizar por teléfono. Cuanta gente de provincia no sufrió esos días ante la incapacidad de tener noticias de sus familiares, muchos al final tuvieron noticias buenas, y muchísimos noticias dolorosas pues perdieron a familiares.

Hace 24 años no había internet comercial, nos teníamos que enterar por la prensa impresa, el radio y la televisión, todo era retrasado, ese evento se cubrió por las televisoras de manera muy amplia, así que por las noches en esos días nos pegábamos a la pantalla chica, hoy nos damos cuenta de lo importante que es la WWW ante esos eventos.

Esa desgracia sacó a flote lo mejor de los mexicanos, la solidaridad, lástima que ese sentimiento se apagó, se esfumó y hoy recuerdos como el observar en aquellos vídeos la labor de los hombres “topo” son solo leyenda, debemos de agradecer a nuestros políticos corruptos, ellos se encargaron en estos 24 años de cambiar al mexicano y de permitir que la mitad del país viva en una pobreza que le impida pensar en hacerle bien al vecino, cada quien está muy preocupado en salir adelante como para pensar en altruismo.

Mañana sábado se cumplen 24 años de la tragedia hay una generación en México que no vivió ese día, tragedia que marcó el rostro de la nación,  hoy  esa herida se va borrando, bien dicen que el tiempo lo cura todo.

Por los que ese día nos dejaron, vaya un DESCANSE EN PAZ, en mayúsculas.

Nota: La imagen es cortesía de El Universal.



2 Meses después y el caso de la Guardería de Hermosillo no avanza en realidad

Han pasado ya dos meses, 61 días para ser exactos, desde el incendio que terminó con la vida de 49 inocentes y destrozó el alma de sus padres, familiares cercanos y ofende a toda una ciudad por la falta evidente de castigo a los responsables directos e indirectos.

La Justicia en México tiene precio, si le llegas al mismo no te pasa nada, unas cuantas visitas al juez en el peor de los casos y asunto arreglado.

Tenemos unos ministros de la Suprema Corte de Justicia que son una mierda, que hacen declaraciones con una falta de respeto que hacen pequeña a esa institución. Uno de ellos señaló ayer: El documento, presentado al pleno por el ministro Sergio Aguirre Anguiano, considera que las autoridades federales y locales han actuado de manera “diligente” para esclarecer los hechos. También argumenta que el siniestro —hoy se cumplen dos meses de ocurrido— no alteró la vida de la ciudad de Hermosillo, el orden público o la paz social, por lo que no procede ejercer la facultad que tiene la Corte para investigar violaciones graves de garantías. En este caso, agrega, no hay un acontecimiento que impacte en la vida de una comunidad, por lo que “no hay razones para crear una comisión investigadora”.

Como diríamos coloquialmente: Que poca madre de Sergio Aguirre Anguiano. Y por si fuera poco, el ministro de mayor renombre, Góngora Pimentel ha llevado el caso a su página de Facebook. En lugar de acelerar el caso, lo ventila como adolescente en los medios.

Vuelvo a señalarlo, eso y más merecemos los mexicanos por dejados, por no mostrar capacidad de organización. Somos una bola de pendejos…