27 Letr@s


Otro escándalo más de un diputado

Y Víctor González Ortega no es cualquier diputado, hasta esta semana era el Presidente del Congreso de Baja California. Según el periódico Frontera ha solicitado licencia como acto digno. Patrañas de pendejos, lo digno es que ejerciera el puesto conforme a su juramento inicial: Respetar y hacer respetar las leyes.

No hay día en México, salvo cuando toda esta bola de vividores están de shopping en algún país del mundo, en el que no haya un evento indigno de nuestros H.P. Políticos profesionales.

¿Creen Ustedes que podremos superar los problemas graves que enfrenta el país con estos sátrapas modernos?

Y lo más doloroso para el que esto escribe es haber pensado hace 10 años que los miembros del PAN estaban muy lejos de los vicios de los Priístas, políticos causantes principales de los problemas hoy estructurales de México.

Que decepcionado me siento de ellos, si me topo hoy en día a cualquier político, no sabría distinguir a que partido pertenece, todos cometen agravios contra nosotros, sin la más mínima pena.

No puedo terminar la nota sin comentar la actitud deshonesta de otro diputado al declarar: Daña González Ortega imagen del Congreso. De nueva cuenta estos vividores enseñan el cobre a la primera falla vistosa de sus congéneres, la puta imagen del congreso me vale madres, lo que daña aún más con estos actos pendejos de González Ortega es la imagen de más de 100 millones de mexicanos que toleramos que unos hijos de puta integren los organismos públicos más importantes del país.

Aclaro, no busco ofender a las prostitutas con estas palabras, ellas se ganan el sueldo con el sudor de su frente y otras partes del cuerpo, las considero más honestas que la mayoría de los políticos de mierda de los congresos.

Así mismo se que muchos de ustedes desearían este mismo escrito sin palabras altisonantes, les pido una disculpa y mis motivos tengo: al menos un madrazo de mi parte que si lo reciban estos hijos de la chingada, por vividores unos y por alcahuetes el resto.

P.D. Y hasta mal gusto para escoger corbata…