27 Letr@s


La historia lo juzgará

Le quedan 3 días al sexenio del presidente Felipe Calderón Hinojosa. Período de gobierno que quedará en la historia de México como “muy sangriento”, derivado de la guerra contra el narcotráfico que instrumentó su aparato gubernamental a lo largo y ancho de estos 6 años.

El Semanario Z publica este 26 de noviembre de 2012 un reportaje donde se le atribuyen 83 mil muertos al presidente Calderón, bien pueden haber sido 60 mil o 120 mil, para fines de criticar da lo mismo y es difícil calcular en realidad cuantos fueron atribuibles al narco y cuantos no.

Vuelvo a repetirlo, Calderón no propició la corrupción que ha contribuído en la degradación de muchos mexicanos, el presidente al igual que la mayoría de los mexicanos hemos sido victimas de un sistema que se pudrió hace muchas décadas y en el que escasos funcionarios públicos en México hacen algo de valor para componerlo y frenar esa galopante descomposición, al contrario sus ansias de riqueza alimentan la putrefacción, empezando por nuestros Senadores, Diputados y Jueces.

Fue el viejo PRI el que permitió que la educación en México perdiera valor, sobre todo en los años 70´s,  su sistema requería una fuerte prole de analfabetos para explotarlos y seguir enriqueciéndose en el poder. Presidentes como Luis Echeverría Álvarez y José López Portillo sembraron las bases del deterioro, una generación después vino el presidente Calderón a cosechar la fruta podrida.

Felipe Calderón encaró a la delincuencia, estos no se rindieron y se soltaron los demonios en la mayoría de los Estados del País, el narcotráfico es una buena parte del problema, pero no todo, entre los delincuentes las bandas de secuestradores, extorsionadores, asaltantes, contrabandistas, trata de blancas y rateros de domicilios tienen un peso muy importante, son paupérrimas las acciones de los gobiernos municipales y estatales contra estos individuos, las policías de todo el país están infiltradas, y con todo esto lo más práctico es echarle la culpa al presidente en turno, dentro de 72 horas tendremos cambio de gobierno en México y ya veremos como los enfrenta Peña Nieto, quien este día acude a su cita con el presidente Obama en los Estados Unidos y seguramente le “leerán la cartilla”, le darán línea en los principales rubros de nuestra relación bilateral y sobre todo le dictarán su postura frente al crimen organizado, apuesto a que le van a prohibir que lleve a cabo las viejas prácticas de pactar con el narco.

No coman ansias, el próximo sábado conoceremos la postura real de Peña Nieto contra el crimen organizado, calculo que será la misma que la de Calderón y es que no hay de otra, a los criminales palo duro y a los enfermos del narco un sistema de salud y de educación que los ayude salir de ese infierno.

Regresando a Calderón, los demás asuntos como la estabilidad económica del país en un mundo en crisis o el crecimiento en infraestructura no cuentan, todos le achacan el problema de la violencia.

Dentro de 3 días Felipe Calderón entrega su responsabilidad, hizo lo que hizo y la historia lo juzgará, hoy más que nunca la frase “el tiempo pone a cada quien en su lugar” está vigente.



El semanario Zeta de Tijuana

Cuando llegué a Tijuana en 1993 me llamó la atención un periódico de frecuencia semanal, se llama Zeta. Se publica cada viernes y desde que lo conocí es crítico profundo del narcotráfico y de la corrupción -nótese que aún fallo al separarles en los escritos, como si una cosa no estuviera ligada a la otra de manera indivisible-.

Cada semana presenta dentro de sus páginas una plana completa, totalmente negra asemejando el luto y lanza una pregunta al actual dueño del casino de esta ciudad, posteriormente le hace la pregunta al gobernador del estado en turno sobre por qué mataron a su director general a finales de los años 80´s

En los años 90´s el sucesor del director general asesinado sufrió atentados contra su vida, las balas no pudieron cortar la respiración de Jesús Blancornelas y en el 2006 la entregó personalmente allá arriba, murió de cáncer en el estomago.

Actualmente Adela Navarro Bello es su director general, y es de considerarse valiente por continuar con la línea que marcaron sus dos directores anteriores.

Cuando requieran enterarse un poco más a fondo de la problemática que nos afecta en Baja California, visiten el Zeta.



Hablando de semanarios

ZETAPortadaActualEn  mi ciudad se imprime cada semana el periódico Zeta, un periodismo fuerte por el modo que expone las noticias. Se presume que uno de sus fundadores fue asesinado por las órdenes de Jorge Hank Rhon y bajo las balas de Antonio Vera Palestina, posteriormente el periodista Jesús Blancornelas, fallecido en 2006, sufrió atentados por la valentía en decir las cosas en esta tribuna regional. 

Me parece fundamental que existan medios con el carácter del Zeta, tenemos muchos políticos corruptos. En el número 1833 señalan que un organismo de gobierno está lleno de corrupción, mencionando que la familia directa del gobernador de Baja California está inmiscuida en tales hechos. Cuando leemos esta nota más nos decepcionamos pues no existe un solo funcionario público en México libre de sospechas de corrupción.

Vuelvo a señalarlo, en Baja California y en México, el problema no es el narcotráfico, o el secuestro, estos dos delitos genéricos son resultado de las actuaciones y omisiones de nuestros gobernantes.

Lo mejor que podemos hacer es comprar regularmente un ejemplar del Zeta y con ello buscar garantizar su permanencia, que no pare de denunciar a los corruptos, que se logre encarcelar al que ordenó la muerte del el Gato Félix, lo demás es ganancia.